domingo, 12 de septiembre de 2010

Un Remedo de Bisexual

Desde mucho antes de comenzar mi vida sexual, sabía de la existencia de cosas como la homosexualidad, los métodos anticonceptivos, los travestis, el sexo antes del matrimonio y demás temas similares. Yo no digo nada al respecto ni me opongo. Pienso que cada quien se expresa como quiere y puede. Cuando iba en la secundaria decían que yo era lesbiana a pesar de que no era cierto. Jamás volví a divagar en algo así hasta este viernes por la noche.

Conocí a Lou en diciembre del año pasado porque yo desde antes admiraba la forma en que ella escribía. Todavía recuerdo perfectamente los nervios que sentí al saludarla, y cómo poco a poco fui perdiendo la timidez y me desenvolvía tal como soy. Pronto nos hicimos muy cercanas y pasábamos las horas juntas. Claro, nuestra amistad no estuvo exenta de pleitos, pero los supimos superar antes de que se hicieran peores y dieran nacimiento a grandes rencores. Lo que sí no se pudo remediar fue lo mal que me llevaba yo con Alejandro (el marido de Lou). Nadie lo comprendía y yo tampoco, simplemente no me caía bien.

Para no hacerle al cuento largo, en estos últimos días hubo problemas entre Lou y su esposo que los obligaron a tomar medidas drásticas. Mientras yo le daba ideas para que se entretuviera, ella me dijo sin más que yo le gustaba para algo más que amiga. Intenté hacerme la güey al respecto y decirle que a lo mejor estaba confundida, pero no, ella se aferró a que lo que sentía por mí era verdadero. Okey… esa noche le seguí la corriente aunque no pude dormir bien.

Al día siguiente continuó la tanda de mensajitos cariñosos y demás, pero por la noche me castigaron la compu y de inmediato busqué refugio en Lou. Tras pensármela mucho, le dejé bien clarito que no podía corresponder a sus sentimientos porque yo sólo la estimaba como una amiga, que no quería darle falsas esperanzas ni hacerle daño. Ella insistió en que le diera una oportunidad, y tan desesperada la vi, que la acepté. Eso sí, le advertí que debía ser fuerte porque probablemente yo no sería capaz de amarla adecuadamente pero que tampoco la haría infeliz. Lou lo aceptó y dijo que el amor llegaba cuando uno menos se lo esperaba y que había sido demasiado ciega al no darse cuenta de que la persona más especial a ella la tuvo frente todo el tiempo. La piel se me puso chinita, chinita. Ahora sí que estaba bien metida en esto y no podía dar marcha atrás.

Ah, pero claro que puedo hacerlo, simplemente no tengo el valor necesario.

Hoy, decidí buscar un departamento y no tuve éxito. Mientras iba de camino a casa, volví a pensar en Lou y en lo que debía estar haciendo, y en lo que YO estaba haciendo. Encuentro esto demasiado extraño, pero no reniego de ella porque a fin de cuentas tiene razón: el amor no tiene formas explícitas, razas, sexos ni colores… existe un poco de eso en casi todo lo que hacemos. No me siento enamorada y hasta me da cierta culpa ser tan hipócrita. Me agobia mantener esto en secreto frente a mis familiares y mis amigos. Yo sé que ellos no comprenderán ni un poquito, y eso me entristece. Es por eso que me declaro un remedo de mujer bisexual que no sale del clóset simplemente porque no creo que esté ahí. Desde hace unos meses tenía en mente conocer a Lou en persona, y todavía deseo hacerlo, pero algo me dice que tal vez las cosas no salgan exactamente como me las estoy imaginando ya sea para bien o para mal...

Quién sabe, a lo mejor podría aprender mucho de esto...

4 comentarios:

Guillermo Guerrero dijo...

Regresó Firey! :D

Y regresaste... er... diferente ¿? :O Amiga, tú haz lo que se te de la gana. Un abrazote

PAZ! dijo...

Vaya entrada!

Como dice Memo: haz lo que se te dé la gana a TÍ... no lo que te presionen a hacer.

Saludos!

Natsuko Higurashi L. Denmark...nah...solo Natsuko dijo...

Amarte a ti no es lo mejor, lo tengo claro,

Habiendo tantas cosas por hacer, menos traumáticas.

Como hallarle figuras a las nubes, como ir al cine o no hacer nada.

Amarte a ti no es lo mejor, pero me gusta,

Quizás estoy jugando como siempre al masoquista.

En vez de distraerme con el fútbol o con el internet como hacen todos.

Amarte a ti no es lo mejor, pero es perfecto

Para encontrarle algún sentido a esta rutina

De ser por siempre solo un ciudadano, sólo uno más.

Amarte a ti me hace sufrir, que es buena suerte,

Para acordarme de que existo y de que siento,

Para tener en que pensar todas las noches, para vivir.

Amarte a ti es un veneno que da vida,

Es una antorcha que se enciende si se apaga,

Es lo sublime junto con lo idiota, es lo que siento y a quién le importa.

Amarte a ti es la verdad más mentirosa,

Es lo mejor de lo peor que me ha pasado.

Es la ruleta rusa por un beso, es lo de siempre improvisado.

Amarte a ti es un error, dice un amigo que cree que ser feliz es estar libre,

Y se pierde del matiz que da lo incierto, amarte a ti.

Es la embajada de un instante en mi cerebro,

Es también haberte odiado un par de veces.

Amarte a ti es un absurdo y lo sabemos y así será mientras nos dure...

TE AMO, MI NIÑA BELLA Y NO ME ARREPIENTO DE ELLO

{{El Diablo}} dijo...

Estos ùltimos dìas me he hecho de un precepto nuevo...no, mejor dicho, uno que tenìa un tanto olvidado:

CON TODO Y SIN PISAR EL FRENO!

Asì que chica, no te conozco pero como cualquier persona, estàs en todo el derecho de hacer lo que te venga en gana con tu vida. Despuès de todo...¿cuàndo, si no ahora, tendràs la oportunidad?



Saludos Enfermos.