lunes, 20 de diciembre de 2010

Mi Top 5 de Lectura en el 2010

Uno de mis principales hobbies es leer, y anualmente me aviento de 8 a 10 libros (lo sé, son pocos). La mayoría son novelas pero uno que otro deriva en otra cosa. Estos son los cinco mejores que no pude soltar, y que definitivamente me costaron trabajo prestar.

1.- ARRÁNCAME LA VIDA
Escrito por: Ángeles Mastretta



Aunque el libro ya tiene 25 años de haberse publicado (¡Es más antiguo que mi gran preferido Como Agua Para Chocolate!), no pude evitar comprarlo en uno de mis impulsos que tanto afectan mi bolsillo. Al principio pensé que me iba a arrepentir de haber invertido dinero en él, pero nada más leer el primer capítulo me di cuenta de que eso jamás ocurriría. Rápidamente lo devoré, y lo volví a releer un par de veces. Me gustó la forma en que la protagonista pasa de ser una niña sonsa a una mujer rebelde y fresca que lucha contra las opresiones de su marido, un político corrupto de hueva.

Arráncame la Vida es la prueba de que no todas las novelas tienen que ser inmensamente cursis para saltar a la fama. La película ya la vi, y tampoco estuvo nada mal, de hecho, hace que me deleite aún más con esta historia.

2.- CIEGA A CITAS
Escrito por: Carolina Aguirre



¿Quién no se ha leído una de las tiras cómicas de Mafalda? Todos estaremos de acuerdo en que Mafalda es una niña bastante simpática y que es tan real como cualquier chiquilla de su edad. Bien, pues ahora imaginemos que esa niñita creció hasta convertirse en una adulta de 30 años y vive en nuestro mundo actual... sus peripecias serían similares a las que se presentan en Ciega a Citas.

Técnicamente, Ciega a Citas inició como un blog. Me encantó porque Lucía, la narradora de la historia, se ve metida en una carrera contra el tiempo para conseguir un novio formal y verse guapa para la boda de su perfecta hermana menor, Irina. La razón por la que ella quiere hacer esto tiene que ver con una puesta que su madre hizo con Irina: Si Lucía no llega sola, gorda y vestida de negro al casamiento, ella paga toda la fiesta. Obvio, su misión para probar que su mamá se equivoca le traerá a Lucía un montón de ocurrencias.

Actualmente estoy buscando la versión impresa de este blog, y mientras espero, me entretengo con la telenovela argentina del mismo nombre.

3.- MUJERCITAS
Escrito por:
Louisa May Alcott



Ya los oigo decir "Ay, ese libro es para niñas fresas", y puede que tengan razón, pero también deberían saber que Mujercitas no debería ser juzgada sin haberse leído primero.

Yo lo compré porque tuve curiosidad, ya que necesitaba material de inspiración y mi hermana Vero casi lloraba con la película. Además, disfruto mucho las novelas de época. La narrativa es simple y fácil de entender. Pienso que de haberlo leído hace 8 años, habría evitado cometer muchas estupideces que pesan en mi conciencia y ser una persona más correcta, pues esta obra promueve la evolución personal. Hoy en día, las jovencitas sólo leen esa mierda de Crepúsculo y en raras ocasiones le abren paso a algo que las haga crecer espiritualmente. Mujercitas hace todo eso sin caer en el aburrimiento, y desafortunadamente ninguna de mis sobrinas mostró interés en tomarlo de mi librero... pero cómo va a ocurrir eso si una precisamente es fan de Crespusculero, otra prefiere la música, y otra es demasiado tarada hasta para leer. Sólo la más chica le echó una revisada, y eso porque le compré una edición infantil con dibujos jajajaja

4.- PERFUME: HISTORIA DE UN ASESINO
Escrito por:
Patrick Süskind



No sé cómo fue que pude abstenerme de leer esta pieza de horror y vivir como si nada. El Perfume nos muestra el camino que Jean-Baptiste Grenouille tiene que recorrer para crear la máxima esencia, misma que lo ayudará enormemente a conseguir que la gente lo ame. Pero claro, crear un perfume con tal magnitud no será cosa de extraer destilaciones de flores y ya, sino que su origen será mucho más oscuro de lo que uno se puede imaginar.

Me gustó la forma cruda en que cuentan las cosas y que inmediatamente nos transportan al sombrío mundo que rodea al protagonista. Su versión fílmica también fue magistral y provoca el mismo efecto que el libro.

5.- LA LEY DEL AMOR
Escrito por:
Laura Esquivel



¿Creerían que sólo me quedaría satisfecha con leer la más famosa de las obras de Laura Esquivel y dejar sin explorar sus otros escritos? ¡Por supuesto que no! Rápidamente les eché el ojo al resto de su repertorio, y La Ley del Amor fue mi segunda preferida después de Como Agua Para Chocolate.

Azucena es la irreverente protagonista de la novela que se sitúa en un México ultramoderno, tanto, que los inventos que disfrutamos en esta época son un chiste comparados con los avances que ahí se presentan. Azucena no sólo es una terapeuta especializada en el karma, sino que también ha pasado por dimes y diretes a lo largo de catorce mil vidas pasadas para reunirse finalmente con Rodrigo, el amor de su vida. Pero en esta vida las cosas tampoco serán nada sencillas para ella, puesto que se ve asediada por Isabel González, una poderosa candidata a la presidencia mundial, la cual no dudará ni un segundo en destruir al que se meta en su camino. Claro, ellas también cuentan con la ayuda de Anacreonte (el ángel guardián de Azucena) y Mammón (el demonio de Isabel).

El libro incluye un cd con tracks que van al compás de la lectura y promueve la imaginación que se le imprime a ésta. No lo recomiendo para personas que se inician con eso de leer libros porque a veces uno le pierde el hilo a la trama, que no dejó de sacarme carcajadas a cada rato.


Ustedes dicen si quieren seguirme y chutarse los mismos libros que yo, pero bien dicen que en gustos se rompen géneros, así que cada quien lee lo que le gusta aún si son los clasificados del periódico. Muero por saber qué nuevas adquisiciones tendré para el 2011...

jueves, 16 de diciembre de 2010

Diretes Navideños

Ya estamos a ocho días de celebrar Nochebuena, y como es típico de cada año, empiezan a surgir los asuntos más importantes que conciernen a estas fechas.

Asunto No. 1: Las Posadas

Hace mucho que no voy a una, y Lupita me ha invitado a una posada el sábado, aunque mi mamá metió su cuchara y le pidió que no llamara a la casa para "alborotarme". Con eso de la muerte de Héctor y las incursiones de matones en las fiestas, a ella le da horror que salga de noche. En cierto modo la entiendo, aunque a veces me dan ganas de gritarle por tenerme encerrada XP

Y si me escapo... ¿cómo mierdas iría hasta allá si no tengo coche y no tengo para un taxi porque a cierta personita no le parece suficiente lo que le dejo a la semana?

Asunto No. 2: La Cena

Todos los años cenamos lo mismo: pavo relleno, papas al gratín con champiñones, spaguetti en crema con tocino y chorizo y bisquets de mantequilla. La diferencia radica en el postre... y eso cae completamente en mis manos.

La mayoria han votado por el clásico postre frío de limón, Ruth quiere pay de queso, y yo algo con chocolate. Se supone que tiene que ser algo que les guste a todos, y vaya que me rompo el coco pensando. Pensé que mi salvación sería un buen Tiramisú, y ayer preparé una muestra para que la probaran mi mamá, mi sobrino Victor y mi cuñada:

"Está muy bueno, pero el postre de limón se me antoja más" dijo mi cuñis.
"No me gustó" bromeó el enano.
"Pero bien que te lo comiste todo, y hasta raspaste el plato, ¿no?"
"Has postre de limón, Aby" me suplicó mi sobrino. Mugre enano, se aprovecha de que es mi consentido.

Y este año habrá postre de limón, pero no pienso comérmelo XP

Asunto no. 3: Los Regalos

Como mi mamá muele y muele con que no le dejo bastante dinero, en un arranque de enojo saqué varios billetes de mi cartera y se los arrojé. A los cinco minutos me tenían en mi cuarto repitiéndome lo wey que era por desprenderme de mis ganancias así como así... ¡ahora me he quedado sin dinero para regalos!

Ya debo varios obsequios desde el año pasado. Bien he expresado que me incomoda que me hagan regalos muy caros porque me siento comprometida a devolver el favor en igual magnitud. Lo malo es que nunca me convenzo de que mis regalos son lo bastante buenos, y la seriedad que ponen todos al recibirlos no ayuda para nada en mi estado de ánimo.

Es por eso que cuando le pregunto a alguien qué quiere de regalo, me choca que digan "Lo que tú quieras regalarme", porque siempre acaban decepcionándose. No soy adivina como para atinarle a lso gustos de cada quien, ¿saben?

Lo bueno es que como no soy materialista, siento que puedo alivianar la situación dejándoles cartas de agradecimiento a mis seres queridos, y guardarlos en sobres que he decorado con mucho detalle. Tampoco he pedido nada en especial, así que no creo que se desate algun problema... aunque hay alguien que sí quiere un regalo, y adivinen de quién se trata...

"Si me vas a regalar algo, regalame un corte de pelo"

Me lleva...

Los asuntitos irán aumentando conforme se acerque tan importante fecha, pues con eso se incluyen las bebidas, el entretenimiento y las parejas que llevarán cada quien. Yo, para variar, no pienso invitar al menso de Antonio porque no sabe ni dónde está parado y no me conviene ni para alquilarlo por un par de horas.

Es una lástima que mi puñetera cámara no sirva, porque me encantaría tomar fotos de todos haciendo el oso durante la cena navideña jajajaja

jueves, 9 de diciembre de 2010

Reflexiones

Mientras estaba trabajando, escuché por la radio que habían matado a dos personas en una colonia de mi ciudad, cerca de donde yo vivo, y me indignó que hubiera tanta violencia aquí. Diariamente hay muertos, así que no me pareció tan raro y le resté importancia.

Esta noche llamó por teléfono una amiga de mi mamá. Como no traía los audífonos puestos, alcancé a oír que ella decía "No puede ser" y a cada rato soltaba suspiros de pena, lo que me procupó. Cuando colgó, le pregunté qué onda... me dijo que habían matado a Héctor a media calle hoy por el mediodía.

Héctor es el hermano de una amiga de la familia a quien nosotros conocíamos bien. Particularmente yo no era demasiado cercana a él, pero igual no esperaba que se fuera a morir de la noche a la mañana. Realmente lo siento mucho por nuestra amiga porque ella nos ha ayudado mucho, hace que mi mamá viva sus años dorados al máximo y me ha echado la mano en contadas ocasiones.

Como mañana trabajo de igual manera, no puedo acudir hoy a darle el pésame a la familia. Mi mamá sí fue y me dejó a cargo de la casa. Mientras venía de la tienda, no pude evitar pensar en mi hermano, mi único hermano. ¿Que haría yo si a él también lo agarraban a plomazos en un día cualquiera? (Dios no lo quiera). Me abruma pensar en ello, pero fue necesario para comprender que la vida tiene sus dimes y diretes, y uno debe disfrutarla al máximo, o por lo menos, acercarnos más a nuestros seres queridos. Con eso de que trabajo hasta la tarde y no alcanzo a comer en familia, no puedo abrazar a mis hermanos, a mis niños o a mis amigos... pero me he propuesto hacerlo para antes de que termine el año.

Mientras tanto, escribiré cartas para todos porque me resulta más fácil expresar mis sentimientos con letras, aunque si es necesario, también podría decirlas en vivo y en directo.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Una Pastorela Bien Pinche Fea

Aunque apenas comenzó Diciembre, algunas escuelas de por aquí ya se metieron de lleno en el rollo de la Navidad. Hoy me tocó ir a una pastorela que organizaban en el kinder de David (el hijo de una prima que ayudo a cuidar) porque él iba a salir del diablo y su mamá me pidió que le tomara fotos. Total, me levanté temprano para ayudarle a David con su disfraz y cuando llegamos a la escuela, se lo dejé a su maestra mientras que yo me sentaba justo en medio de todas las "mamases".

"¿Quién es su niño?" me preguntó una señora sentada a mi derecha.
"Lucy" le contesté, refiriéndome al diablo.
"Aaah... la mía es la estrellita"
"Seeeh.. qué bonita..."


Nada más empezar la obra, medio me morí de ternura con los pastorcitos y en cuanto David hizo su aparición estelar, yo le hice señas para que me viera. Rapido comencé a tomar fotos a lo bruto y de vez en cuando le soplaba los guiones. El niño que hacía del ángel estaba precioso, la verdad y también a él lo retraté. Aún así, no me esperaba lo que ocurrió a continuación:

"De aqui no se van porque yo no los dejo" dijo David, picándole la panza con su tridente a un pastorcito.
"Esto me suena a pelea. Voy a sonarte, p**** diablo feo y apestoso" dijo el ángel.

Las mamás, las maestras y yo nos quedamos mudas. David parecía asombrado porque nunca antes le habían dicho una grosería pero entonces el angelito se le echó encima y le pegó de a mentiritas. Aunque en uno de esos golpes, le dio de verdad y David le asestó un puñetazo antes de salir corriendo. Obviamente, el ángel lloró.

"¿De quién es ese pinche diablo?" alcancé que decía una señora, no lejos de donde yo estaba.
"¿De quién es ese pinche ángel?" dije yo adrede para que ella me escuchara, y me miró muy feo.

Los demás niños eran una monada. La mamá de la estrella se puso a aplaudir y a echarle porras a su niña. Alcancé a ver que David se escurría por el escenario y justo cuando les tocaba a los Reyes Magos hacer lo suyo, salió mi diablito.

"Entren Santos Peeeeregrinos... Peeeregrinos..." comenzó a cantar, y yo me reí por su ocurrencia. La maestra no tardó en sacarlo de ahí.

Después de la obra, todos los niños hicieron su reverencia y David me sonrió como sólo un niño de su edad sabría hacerlo. Aunque sea tan travieso, me encanta tenerlo cerca. Jugamos un rato a los espantos antes de regresar a la casa, pero la mamá del angelito salió a plantarme cara.

"Qué niño tan agresivo tiene, le tiró un diente a mi niño. Parece chango" me dijo.
"Pues ni qué decir del suyo, señora porque al menos mi diablito no dice majaderías pero si quiero que las diga, ya sabré a quien recurriré"
"Mendiga vieja horrorosa"
"Bruja santurrona y escrupulosa"


Ya en casa, le compré un pastelito a David en recompensa por las carcajadas que me sacó, y claro, por dejar chimuelo al ángel (aunque eso último no se lo dije). Verlo así de tremendo me hizo comprender que la sangre por más que se dispersa, nunca está disuelta del todo y siempre deja por ahí una que otra sorpresita.

Al fin y al cabo, yo era igual cuando peque...

martes, 30 de noviembre de 2010

Expo Desarrollo del Emprendedor

Planeaba escribir este post desde la semana pasada, pero como se me murió el teclado, tuve que esperar hasta conseguir otro... y heme aquí.

Este jueves que pasó fui junto con Cindy a la 8va presentación Desarrollo del Emprendedor 2010, en donde varios equipos de alumnos de la Facultad de Contaduría y Administración presentan productos que sean de su invención, y mientras más creativo e innovador sea, mejor. La verdad era que yo moría por asistir desde que iba en la prepa, así que ya se imaginarán lo emocionada que estaba.

Nada más entrar al edificio de la CANACO, fijé mi atención en los distintos stands que ahi estaban. El primero era de un condimento para salsas que les daba un toque medio ácido, luego le siguió uno de lámparas hechas con botellas de refresco, luego unos jabones ecologicos con aceite de cocina como base, etc... La mayoría parecían rayar en la onda Greenpeace, y eso no me pareció del todo mal porque ya saben como anda todo ese rollo de la contaminación, la capa de ozono, y bla, bla, bla...

A nosotras nos encantaron unos cuadros hechos de una base de cristal y figuras de pedazos de espejo por encima. La verdad era que se notaba el detalle y la paciencia que le habían puesto. La creadora de los mismos tenía algunas cortadas en los dedos y hasta rifaron uno de los cuadros. No me lo saqué pero Cindy y yo contemplamos comprarle uno cuando nos sea posible.

Lo que también me pareció interesante fue una impresora pública a la cual le insertabas una memoria USB, seleccionabas el documento a imprimir (Word, Powerpoint, Excel...), te contaba las hojas, señalaba el precio y con insertar el dinero te imprimía todo a la perfección. ¡Con algo así me evito el tedio de estar yendo a un cybercafé!

Otras cosas que vimos por ahí eran una pluma de estacionamiento especial para discapacitados (hay cada gandalla que se apodera de esa clase de lugares aún cuando no tienen ni una uña rota...), tanques de 200 litros convertidos en bonitos y cómodos asientos (¡para mi compu! :D), una batería para el auto que funcionaba con agua (WTF?), tortillas hechas de alfalfa (eran verdes pero sabían normal), un excusado que echaba distintas cantidades de agua dependiendo de tus necesidades (ese se lo piratearon porque lo compraron en vez de inventarlo), entre otras cosas que no me llamaron tanto la atención.

El Desarrollo del Emprendedor que organizan en la ciudad de Chihuahua es más grande que ésta, y según pude apreciar en el periódico, sacaron cosas igual de interesantes que abarcaban desde un cigarro eletrónico, un purificador de agua de lluvia, pizzas con ingredientes fuera de lo común (que ni a mí se me habían ocurrido), hasta chocolates artesanales.

Cindy me dijo que en marzo del año que viene le tocará a ella y a sus compañeros participar en la próxima exposición. Según me contó, planea hacer algo relacionado con tecnología róbótica... ¡Esto sin duda no me lo pierdo por nada del mundo!

domingo, 7 de noviembre de 2010

La Mujer y el Dinero

Desde tiempos ancestrales se supo que las mujeres y el dinero hacían una desastrosa combinación, que las mujeres sólo gastamos por gastar, que no saben administrarlo, que una lo despilfarra como millonaria a pesar de estar en la quiebra, etc… y lo peor del caso es que resulta ser cierto en la mayoría de las veces. Es decir, como el rol típico del hombre ha sido el de proveer el sustento, la mujer nunca se ha tenido que preocupar por gastarlo de la forma más absurda; pero los tiempos cambian y eso no es del todo bueno para el bolsillo de una chica...

En ocasiones pienso que mi hermana Vero nunca debió haber oído la frase “todo lo mío es tuyo” salir de la boca de su marido cinco años después de que nació mi sobrina Valeria. En aquel entonces ella trabajaba en la zapatería de mi hermano y para matar el tiempo durante los ratos en que no había clientes, se iba a las boutiques vecinas para contemplar la mercancía o hacerse de algún artefacto nuevo para su clóset… todo a nombre de mi cuñado. El caso fue que ahora él se niega a soltarle la plata (hasta para la comida) y a mi sister le llueven las deudas por donde sea… que si se compra un perfume caro que se gasta en una semana, que si vio una bolsa preciosa con descuento, que si encontró un esmalte raro, que si tiene una nueva cana y debe pintarla, que si ya no tiene nada nuevo qué ponerse… en fin, Vero es la más guapa de las tres hermanas pero también la más gastalona. Yo no digo que esté mal verse bien, pero tampoco es bueno sobrepasarse con los gastos.

Mi hermana Ruth también gusta de las compras y cuando vivió en Estados Unidos se sintió en el paraíso: su marido ganaba buen dinero, vivía en una casa bonita, la llevaba a comer fuera una vez a la semana y le daba “money” para sus caprichos… pero pregúntenle en qué demonios gastaba el dinero y les aseguro que les cambiará el tema. Ahora, cada vez que su esposo le manda dinero, lleva a las niñas de compras… lo cual no es del todo recomendable porque mi sobrina Carla piensa que todos existimos para comprarle todo lo que nos exija. Yo, por mi parte, la mando a freír churros.

En lo que se refiere a mí, desgraciadamente soy una tacaña con ratos de generosidad. Bien dicen que “quien paga la música elige la melodía”, y siempre que me critican por concederme mis caprichos con mucha libertad, les respondo que es porque yo gano el dinero que se ha de gastar. No me gustó para nada cuando mi mamá y Ruth casi me embaucaron al poner un paquete caro de internet con cable en la casa porque eso reducía considerablemente mis gastos y todos los fines de semana acababa sin un quinto para ahorrarlo a plazo futuro. A veces me siento tan miserable que lo compenso comprándole regalitos a mi mamá con tal de ganarme su aprobación. Qué equivocada debo de estar al obsesionarme tanto con mi madre, pero bueno… la frase que más les repito a todo es “Si quieres algo de mí... gánatelo”, o sea que si eres un imbécil conmigo te puedes olvidar de pedirme un préstamo o que te obsequie algo. Reitero que no suelo prestar dinero con frecuencia porque luego me vuelvo la sombra del deudor lol

Bien dice mi mamá que es mejor ser el dueño de un peso, que esclavo de dos.

martes, 2 de noviembre de 2010

¿La Castigadora?

Si me pongo a comparar las Noches de Brujas que celebraba de pequeña con las que he estado festejando en estos últimos cinco años, diría que de adulta lo gozo más. Chequen nada más lo que hice en esta ocasión:

No elegí disfraz alguno porque estaba corta de efectivo y por un momnento creí que me la iba a pasar encerrada en la casa viendo un asqueroso repertorio de películas chafas de terror... hasta que hurgando en las películas de mi hermana me topé con la del Castigador. Entonces se me prendió el foco y corrí a la gasolinera más cercana y al volver salí a la calle para trazar algo con gis en el suelo...

Cuando empezó a oscurecer, todos los niños de mi cuadra estaban preparándose para pedir sus respectivos dulces. Me jodió que mi hermana me estuviese casi suplicando que maquillara a la odiosa de Carla, a lo que rotundamente me negué porque ya lo había hecho con anticipación pero la muy méndiga se despintó sólo porque se le pegó su puñetera gana. Me limité a ponerle ojos de mapache y pintarrujearle la boca con colorete barato. Cuando Fanny y su novio Alan salieron con Carla y su amiguita Rebeca a pedir dulce o truco, yo me apresuré a rociar gasolina en el dibujo que había trazado anteriormente para luego ocultarme debajo de la camioneta de un vecino esperando pacientemente...

Afortunadamente, no pasaron ni cinco minutos porque a lo lejos escuché a una parvada de mocosos que gritaban. Yo los reconocí por ser hijos de una vecina con la que me había peleado a lo grande el mes pasado y a la que le juré venganza.

"¡Queremos, jalowin! ¡Queremos jalowin!"
"Tengan su Jaladowin..."
murmuré desde debajo del vehículo mientras estiraba una mano con el encendedor de mi hermana.

Los niños parecieron darse cuenta de mi presencia y estuvieron a punto de echarse a la fuga, pero se pusieron como locos cuando vieron que una espantosa y muy desfigurada calavera de fuego aparecía en el suelo. Así es, intenté emular al Castigador trazando su símbolo, pero como no soy muy artística, no obtuve el resultado que esperaba. Aunque sí me divirtió ver cómo los engendros se daban a la fuga y chillaban diciendo que se les había aparecido una bruja.

Una hora después estaba de nuevo en casita con un tazón de caramelos que les repartiria a los incautos que tocaran a mi puerta, cuando entró mi mamá toda espantada.

"Aby, no me vas a creer esto pero alguien le quiso prender fuego a los niños de Doña Petra. Dicen que vieron a un chamuco y quién sabe qué tanta cosa. Hasta yo vi la calavera en el piso"

... y yo me hice la wey al respecto...


P.D.- ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, CARNAL!! ¡¡CADA DÍA TE PONES MÁS VIEJO, JUA, JUA, JUA!!

sábado, 23 de octubre de 2010

Las Mejores Películas de Terror

En Enero del año pasado hice un post acerca de las peores películas de terror, poniendo como ejemplo sólo algunas que caían en dicha categoría. Sin embargo, esta vez el post lo dedicaré a las mejores películas de horror que el cine nos ha mostrado.

EL EXORCISTA.



Comúnmente apodada la película más aterradora de todos los tiempos, El Exorcista se gana a pulso el mote porque crea ese austero ambiente de suspenso y realismo que pocas supieron imitar. Es verdad que a ratos se torna medio aburrida, pero nadie me negará que la escena en donde Regan camina por las escaleras como si fuese una araña perturba a más de uno. Cuando era más chica este filme me provocó pesadillas pero ahora que tuve la osadía de volverla a checar, me doy cuenta de que ciertos detalles fueron exagerados, como cuando la niña se orina enfrente de los adultos, cuando lanza cantidades industriales de vómito verde, etc...

Mas sin embargo, El Exorcista permanece como un gran clásico de terror. Total, ninguna creación es perfecta.

EL RESPLANDOR.



Es un gran honor para mí mencionar una de varias películas basadas en las novelas del maestro del terror: Stephen King. A muchos les suena el nombre y para los que la han visto les resulta difícil olvidar El Resplandor. Los primeros momentos atrapan poco a poco al televidente y uno no puede sacarle la vista de encima a Jack para ver si está loco por querer matar a su esposa e hijo o si de verdad le están ocurriendo cosas fuera de lo normal. También intriga mucho el pequeño Danny porque no todos los días se ve a un niño que tenga percepción extrasensorial.

Eso sí, como suele ocurrir en estos casos, la película difiere bastante de su versión en papel pero no tengo el espacio necesario para resaltar esas diferencias así que les diré que la novela imprime más horror que el film.

EL BEBÉ DE ROSEMARY



Esta película también está basada en una novela escrita por Ira Levin y poco después de que fue lanzada se le consideró un elemento que cualquier fan del terror no se debía perder. Muchos (incluyéndome a mí) dicen que "Rosemary's Baby" fue la primera de una serie de películas en las que presentan a la progenie del diablo, y eso hace que la fama de la misma aumente. También la música es una mezcla perfecta entre una canción de cuna y una melodía oscuramente terrorífica, ván a ver cómo les va a dar escalofríos.

La vida de Rosemary Woodhouse al lado de su marido aparenta ser perfecta en un principio porque ambos viven en un departamento espléndido y no les falta el trabajo. ¿De qué habrían de quejarse? Ah pues por los vejitos que viven al lado... metiches y por demás, raros.

La mano de Roman Polanski supo meterle un ambiente sobrecogedor a la película, cuyo drama y suspenso crecen constantemente, infundiendo un terror psicológico que no está basado en montones de sangre o sustos sin sentido (como en Scream). Si no logran conseguir el efecto deseado, entonces el horror no se hizo para ustedes.

LA PROFECÍA



La versión original fue lanzada ocho años después de "Rosemary's Baby" y al igual que ésta se convirtió en un éxito total. Aquí vemos cómo el Anticristo es adoptado por el embajador de los Estados Unidos y su esposa ya que éstos habían perdido a su bebé al mismo tiempo que Damien había quedado huérfano de madre. Pronto comienzan a ocurrir cosas extrañas en la vida de la familia Thorn, como por ejemplo el suicidio de la niñera de Damien durante su fiesta de cumpleaños, la aparición de otra nueva nana acompañada de un perro siniestro, las muertes de verios conocidos de la familia, y una serie de supersticiones que giran alrededor del niño.

En el 2006 hubo un remake que guarda muchas diferencias con la versión del año 1876, y que a muchos no les terminó de agradar. Ya observé ambas y concuerdo en que la primera tiene un buen toque de suspenso que ningún fan de este género puede pasar por alto.

PSICOSIS



¿Quién no recuerda este clásico sesentero dirigido por el famoso Alfred Hitchcock? Apuesto a que en lo primero que piensan es en la escena de la ducha en que la "madre" de Norman asesina a la pobre Marion mientras ésta se baña. Psicosis ha sido aclamada numerosamente como una de las películas de terror más efectivas. Abarca varios géneros a la vez (drama, horror, misterio y thriller) además de que presenta un final inesperado.

Cualquiera que esté bien metido en el tema de los asesinos seriales se puede dar cuenta de que Norman Bates está basado en Ed Gein cuyos crímenes se hicieron famosos porque además de haber matado a un par de mujeres, se robó los cadáveres de varias para darles diversos usos a sus pieles. Según reportaron las autoridades, Gein se fabricó un vestuario completo de mujer con el que se vestía. ¿Pueden imaginarlo?

EL SEXTO SENTIDO



Esta cinta cae en la categoría de horror psicológico porque a pesar de que la trama no incluye asesinatos sangrientos (al menos no explícitamente) o monstruos de aspecto temible, infunde mucho suspenso en quien la ve. La trama es presentada de forma inteligente, inquietante y con infinidad de matices que te atrapan cuando apenas llevas cinco minutos de verla y no se te antoja levantarte de tu asiento hasta que descubres el oscuro secreto detrás de la relación entre el doctor Malcolm y su joven paciente Cole, quien tiene la peculiar habilidad de ver fantasmas y hablar con ellos.

Un aspecto memorable de la película es cuando Cole le dice a Malcolm "veo gente muerta", una frase que todos se saben y que hasta han explotado con fines cómicos.

ESO



De todas las películas de terror que he mirado ésta es mi preferida. También viene de la pluma de Stephen King y se divide en dos partes (comúnmente se dice que es una miniserie). La primera parte se enfoca en cómo comienza la más grande pesadilla hecha realidad de siete niños ("Los Perdedores") y sus diversos encuentros con el macabro payaso Pennywise. De hecho, fue por esta película que empecé a detestar a los payasos, no por miedo, sino porque me daba la impresión de que todos eran ridículamente extraños como si no fueran de este mundo.

La segunda parte gira alrededor de "Los Perdedores" convertidos en adultos y reunidos de nuevo ante la amenaza del retorno de Pennywise. El terror continúa siendo tan bueno como en la primera parte y los sustos están a la orden del día. Confieso que cuando Eso revelaba su verdadera naturaleza no podía evitar abrir los ojos como plato por el susto que me provocaba. Además, la risa del payaso al final da mucho de qué pensar...

EXTERMINIO



Al principio uno piensa "bah, otra película de zombies" pero una vez que comienzan a verla, se quedan petrificados con la increíble cantidad de infectados con el virus de la Ira que acechan a Londres, convirtiéndola en un auténtico cementerio. Los efectos visuales que se obtienen no son nada reprochables y hasta escalofríos te da imaginar que cerca de ti podría estar uno de esos zombies. Por experiencia les digo que en ocasiones uno se olvida hasta de parpadear con tal de no perderle detalle a los eventos que nos presenta el filme.

A Exterminio le siguió una secuela igual de exitosa, y se dice que se está planeando una tercera parte. ¿Acaso resultará igual de buena que sus anteriores predecesoras? Sólo el tiempo lo dirá.

Otras películas que todos deben observar son El Aro, La Cabaña Sangrienta, El Amanecer de los Muertos, La Colinas Tienen Ojos, Carrie, Cementerio de Mascotas, Las Ruinas, La Maldición, Halloween, Tiburón, Pesadilla en la Calle del Infierno (un clásico que no detallé :P), Psicópata Americano, Miedo, Juegos Macabros, Hostel, Christine, Los Pájaros, REC, Déjame Entrar, entre muchas más que no acabaría de mencionar. Con este post les pruebo que no todas las películas de terror son un asco, sólo es cosa de buscar bien y tener paciencia.

viernes, 22 de octubre de 2010

Mameshiba

Mi colega Luisa me comentó hace un par de meses acerca de unos cortos japoneses titulados "mameshiba" que le parecieron entretenidos. En ese entonces pensé que no tendrían mucho chiste aparte del adorable aspecto de los guisantes, pero resultaron ser irreverentemente divertidos. La musiquita que sale al final de cada video es de lo más pegajosa e infantil, algo que nadie olvidaría.

¿Qué son exactamente los Mameshiba? Unos dicen que son frijoles, y otros que son perros. Pues no son ni lo uno ni lo otro, sino una mezcla de ambos, lo que da un resultado bastante mono. Les encanta aparecer en medio de la nada y lo hayas pedido o no, sueltan pequeñas trivias que no vienen al caso, arruinando el apetito o el momento de sus “víctimas” en la mayoría de las ocasiones.

De todos los mameshiba que hay hasta ahora, éste es mi preferido.



También hay uno donde caracterizan al típico mexicano pueblerino comiendo frijoles con chile. El acento no me convence mucho pero igual me pareció gracioso ¡Hasta a mi se me cayeron los frijoles de la cuchara nada más ver esto!



Ahora la pregunta es: ¿Ustedes serían capaces de resistirse al encanto y la astucia de un mameshiba? Yo no XDDDD

jueves, 14 de octubre de 2010

Memorias de una Cebollera

Uno siempre aprende nuevas cosas y ve su vida de modo diferente una vez que consigue su primer empleo a largo plazo, y para mí no fue excepción.

Con mis cinco meses de trabajo en la empacadora de cebollas (omito el nombre de la misma) aprendí porqué la cebolla que venden en Estados Unidos es más bonita que la que se vende aquí, un secreto oscuro detrás de los chiles encurtidos, que las historias de empresarios casados y con amantes no son exclusivos de las telenovelas, y que los affaires son cosa de todos los días. También me hice un poco más rebelde, maliciosa y obscena que antes, aunque intento moderar un poco mi conducta porque también me enseñé a manejar mejor el dinero y aprender lo que éste vale.

Por supuesto hice nuevos amigos como Miguel ("Cebollo"), a quien casi no le hablo por un pleito que tuvimos pero igual tenemos nuestros momentos; Antonio (o Lencho) con quien tengo mucho en común y flirteo sin tapujos, Lupe (una ex compañera de la prepa), Gloria, Queco, Sergio, Elizabeth, etc... También gané enemigos como Julio (el esposo de Lupe, hermano de Antonio y un completo imbécil), Jazmín, Perla, Alejandra y Laura. Ahora que estaremos sin vernos una buena temporada, sólo deseo seguir en contacto con Antonio, Miguel y Lupe por ser con quienes más me llevo y tuve los momentos más divertidos de este año.

También gracias a algunos de mis colegas que juegan soccer, renació mi espíritu futbolero y el acudir a verlos jugar todos los domingos se me hizo costumbre. No he sido la porrista más fiel que digamos, pero siempre les doy mis mejores deseos antes de un partido ^_^ ¡Que vivan Los Dorados!

Con estos cinco meses tuve enamoramientos, nuevos idilios amorosos y desenamoramientos. No podría decir si en este momento estoy loquita por alguien, pero sí les guardo mucho cariño a "mis muchachos".

Ahora que se ha terminado este trabajo, es hora de abrir las alas y volar hasta que me detenga de nuevo en algún otro lugar que me brinde experiencias similares. En la empacadora ya me conocen de pe a pa, se han grabado muy bien mis chorradas y las cosas de las que puedo ser capaz. Como quien dice, "he dejado huella".

¡¡Mucha suerte a todos ustedes, muchachos!! ¡Espero verlos el próximo año!


P.D.- Ya corté con Luisa desde el mes pasado, ella volvió con su marido y yo con mis cosas así que olvídense del rollo de mi supuesta bisexualidad. Supongo que fue puro entusiasmo del momento :P

jueves, 23 de septiembre de 2010

Con Todo y Contra Todos

Mi madre, mis dos hermanas y mis sobrinos se han enterado de mi actual relación con Luisa (o Lou), y mientras que unos siguieron como si nada, otros reaccionaron de muy mala manera. Digo, a pesar de vivir en tiempos modernos, a muchos les incomoda la gente bisexual y homosexual por lo que no hacen ni el menor esfuerzo en darles una oportunidad.

Aunque al principio me caló gacho el rechazo de mi mamá y algunos de mis familiares, apenas ahora me vengo dando cuenta de que si me contengo sólo por ellos, me voy a perder de mucho. Mi inexperiencia en relaciones amorosas con mujeres me complica esta rebelión porque no es lo mismo defender a un chico que a una chica, aunque ella es la mejor porrista que tengo y me anima a seguir con esto. Lo malo es que por el estrés que produce el enamoramiento gradual y los pleitos familiares, he estado comiendo menos, durmiendo menos y hasta echando bilis por la boca XP

Eso sí, antes de sacar el cañón y la bomba atómica, pienso darle una última oportunidad a los que están en contra para hablar del asunto con más calma. No obstante, pienso esperar hasta diciembre que es cuando mi paciente novia piensa echarse un viajecito y plantarle cara a mi adorable madrecita. Mientras tanto, me pueden encontrar junto a la ventana bordando servilletas de tela para usarlas en mi nueva vida...

Lo sé, suena muy cursi para provenir de mí, pero eso se lo puedo atribuir a mi madre y la educación tradicionalista que me dio. Además, este ejercicio me ayudará a cultivar la paciencia... algo que sin duda voy a necesitar próximamente.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Un Remedo de Bisexual

Desde mucho antes de comenzar mi vida sexual, sabía de la existencia de cosas como la homosexualidad, los métodos anticonceptivos, los travestis, el sexo antes del matrimonio y demás temas similares. Yo no digo nada al respecto ni me opongo. Pienso que cada quien se expresa como quiere y puede. Cuando iba en la secundaria decían que yo era lesbiana a pesar de que no era cierto. Jamás volví a divagar en algo así hasta este viernes por la noche.

Conocí a Lou en diciembre del año pasado porque yo desde antes admiraba la forma en que ella escribía. Todavía recuerdo perfectamente los nervios que sentí al saludarla, y cómo poco a poco fui perdiendo la timidez y me desenvolvía tal como soy. Pronto nos hicimos muy cercanas y pasábamos las horas juntas. Claro, nuestra amistad no estuvo exenta de pleitos, pero los supimos superar antes de que se hicieran peores y dieran nacimiento a grandes rencores. Lo que sí no se pudo remediar fue lo mal que me llevaba yo con Alejandro (el marido de Lou). Nadie lo comprendía y yo tampoco, simplemente no me caía bien.

Para no hacerle al cuento largo, en estos últimos días hubo problemas entre Lou y su esposo que los obligaron a tomar medidas drásticas. Mientras yo le daba ideas para que se entretuviera, ella me dijo sin más que yo le gustaba para algo más que amiga. Intenté hacerme la güey al respecto y decirle que a lo mejor estaba confundida, pero no, ella se aferró a que lo que sentía por mí era verdadero. Okey… esa noche le seguí la corriente aunque no pude dormir bien.

Al día siguiente continuó la tanda de mensajitos cariñosos y demás, pero por la noche me castigaron la compu y de inmediato busqué refugio en Lou. Tras pensármela mucho, le dejé bien clarito que no podía corresponder a sus sentimientos porque yo sólo la estimaba como una amiga, que no quería darle falsas esperanzas ni hacerle daño. Ella insistió en que le diera una oportunidad, y tan desesperada la vi, que la acepté. Eso sí, le advertí que debía ser fuerte porque probablemente yo no sería capaz de amarla adecuadamente pero que tampoco la haría infeliz. Lou lo aceptó y dijo que el amor llegaba cuando uno menos se lo esperaba y que había sido demasiado ciega al no darse cuenta de que la persona más especial a ella la tuvo frente todo el tiempo. La piel se me puso chinita, chinita. Ahora sí que estaba bien metida en esto y no podía dar marcha atrás.

Ah, pero claro que puedo hacerlo, simplemente no tengo el valor necesario.

Hoy, decidí buscar un departamento y no tuve éxito. Mientras iba de camino a casa, volví a pensar en Lou y en lo que debía estar haciendo, y en lo que YO estaba haciendo. Encuentro esto demasiado extraño, pero no reniego de ella porque a fin de cuentas tiene razón: el amor no tiene formas explícitas, razas, sexos ni colores… existe un poco de eso en casi todo lo que hacemos. No me siento enamorada y hasta me da cierta culpa ser tan hipócrita. Me agobia mantener esto en secreto frente a mis familiares y mis amigos. Yo sé que ellos no comprenderán ni un poquito, y eso me entristece. Es por eso que me declaro un remedo de mujer bisexual que no sale del clóset simplemente porque no creo que esté ahí. Desde hace unos meses tenía en mente conocer a Lou en persona, y todavía deseo hacerlo, pero algo me dice que tal vez las cosas no salgan exactamente como me las estoy imaginando ya sea para bien o para mal...

Quién sabe, a lo mejor podría aprender mucho de esto...

jueves, 22 de julio de 2010

Locura de Domingo por la Noche

Planeaba escribir antes este post pero como estaba muy emocionada por la plática con Memo, decidí retrasarlo hasta ahora.

El domingo me llamó mi amiga Lupita para invitarme al canta-bar. Yo al principio no quería porque si ando de reven los domingos, el lunes acabo pagando el pato en el trabajo. No obstante, ella me prometió mucha diver´sión y acepté ir. Fuimos ella, mis sobrinas Fanny y Cristy, además de unos amigos de Lupita (Pepe, Adrián y Giancarlo). Como me lo imaginé, me aburrí bastante porque en el lugar no ponían las canciones que tanto me gustaban.

Después de unos tragos, nos dimos cuenta de que Pepe estaba hasta las chanclas y aprovechamos eso como pretexto para retirarnos temprano. Aunque de repente me entró el chamuco y tuve una estupenda idea. Llamé aparte a Pepe y le dije:

"Pepito, ¿me dejas taparte los ojos con este paliacate?"
"¿Para qué?"
"Vamos a jugar a los mareados, y a ti te toca ser el mareado"
le dije tapándole los ojos. Le di unas cuantas vueltas, y después lo solté. Los demás nos moríamos de risa ver cómo Pepe se tambaleaba y medio se quería caer. "Ahora haz como si te estuvieran pidiendo la prueba del alcoholímetro"

Ni tardo ni perezoso, Pepe hizo lo que le ordené, pero en el momento menos pensado dio el azote contra un poste y se cayó de sentón. No mamen, me entró una risa que yo también por poco y me caía. Después le retamos a que invitara a unas chavas que andaban cerca a salir con él.

"¿Cuánto a que le dicen que no?" apostó Adrián.
"¿Cuánto a que le dicen "baboso?" dijo Giancarlo.
"¿Cuánto a que le dan una patada en los huevos?" agregué yo.
"¡¡Ay babosooooo!!" gritó una de las chicas, tres minutos más tarde.
"¿Ya ven? Les gané yo"

Por último, le pedimos a Pepe que pidiera aventón en la carretera. Era muy entretenido verlo hacerles gestos y silbándole a los autos que pasaban porque muchos le tocaban el claxon, le gritaban groserías o le hacían gestos obscenos. Sin embargo, una camioneta se le arrimó de repente y tan de cerca, que a todos se nos quitó la borrachera por el susto. Después de eso preferimos volver a casa con ayuda de la hermana de Lupita.

Al día siguiente supe que Pepe dijo que yo era una maldita manipuladora. ¿Es que no se me nota en la mirada que soy una pícara de primera? XDDDD

martes, 20 de julio de 2010

Firey Conoce a Memo

Ayer tuve la oportunidad de charlar por primera vez, en vivo y en directo a mi ídolo bloggero Guillermo Guerrero (alias Memo). Supongo que recuerdan cuando hablé de él en el post "Un Bloggero a Toda Madre". Los que no saben ni quien es este fulano... ¡pues echénle un ojo al mencionado post!

No les pondré aquí la conversación completa porque no dijimos cosas demasiado relevantes. Simplemente nos dimos a conocer un poco e intercambiamos una serie de bromas bien bizarras. ¡Ganas no me faltaban de picarle los ojos por decirme "cara de bola"! Aunque preferí seguirle la corriente y decirle "cara de chino" ja ja ja ja Pobre, seguro se ofendió.

No me esperaba que él mostrara interés por mi lugar de origen, pero de igual forma le contesté con la puritita verdad- Aquí en Delicias hay muchas chicas bajitas, flacas y fresas.. pero claro que hay sus excepciones. Yo por ejemplo soy igual de chaparra pero con más carne y un carácter un tanto extraño.

Y tocando el tema de la sinceridad, Memo me hizo ver que soy una persona que usamucho su blog para quejarse. Les pido mil disculpas a todos mis lectores por aburrirlos con mis problemas cotidianos. Admito que soy una quejumbrosa compulsiva, me es difícil evitarlo ^_^U Lo importante es saber rectificar (aunque de seguro al rato volveré a las andadas...)

Lo que tal vez lo sacó de onda fue saber que yo ni acceso a mi casi muerta página de Facebook. ¿Por qué? Simple y sencillamente porque perdí la contraseña. Ya he intentado recuperarla pero nunca me llegan los consabidos mensajes, así que me aburrí. Y ni qué decir de Twitter. No tengo motivación para participar en esos sitios, y es increible que mi mamá los domine mejor que yo.

Nos quedamos cortos con la platica por falta de tiempo pero ya habrá oportunidad de desquitarnos del mundo a gustito. Es un chico de lo más original ¡¿Estás listo para conocer a fondo a esta sabrozta, compadre?!

P.D.- Lo de sabrozta fue un chiste. Sé que estoy buena pero no hay que exagerar... (ya puedo oirlos gritarme "p***** ególatra).

viernes, 16 de julio de 2010

Sos una Tonta

Eso es lo que no deja de recitarme mi conciencia desde que me enteré de un par de cosas interesantes respecto a la actual relación que tiene Miguel, y también sobre el revoltijo que tengo en la mente y el corazón.

Nancy (la actual novia del "cuajado") es una chava normalita pero de lo más tonta, y no es por celos sino porque de verdad no usa su cerebro. Pienso que está bastante flacucha porque es muy remilgosa con la comida, pero bueno, a mi eso me tiene sin cuidado ya que yo mido a la gente (sobretodo si se trata de féminas) por su capacidad de razonamiento. Miguel está de lo más contento a su lado, pero lo que ignora es que Nancy está embarazada... y obvio que el pequeño no es suyo. Digo, apenas llevan una semana de conocerse y estar juntos.

Siempre me han dicho que soy una entrometida, una metiche y una dramática. No puedo negarlo porque sé que es verdad, pero no puedo evitar preocuparme por las personas que aprecio. A Miguel le di el avión por un rato, y ahora sigo sin hablarle pero a cada rato me lo topo en el trabajo y eso sí que me mortifica. Se supone que debo guardar la distancia ahora que él tiene a su chica, y creo que estará bien si no lo pelo... a veces hasta me desespera jugar al mudito con él.

Quisiera tener la oportunidad de sincerarme con él, decirle lo que alguna vez sentí por él, hacerle ver las razones por las que no le hago caso y probablemente advertirle sobre lo engañosa que puede ser Nancy (obvio que no le confesaría explícitamente esto último)... pero el destino es algo de lo más caprichoso. Supongo que lo que está destinado a pasar, pasará...

... sólo espero que mi pecho deje de doler y que él no caiga en una trampa de lo más telenovelesca.

domingo, 11 de julio de 2010

Dilemas de un Fiestón 2a parte

Hoy en la mañana lloré. Nadie me cantó las mañanitas, y me comenzaron a dar abrazos hasta que habia transcurrido alrededor de una hora. No desayuné a gusto porque mi mamá criticó la forma en que yo quería hacer la fiesta y por el enojo me largué al centro a comprar las cosas que iba a necesitar. Normalmente soy una chica que sabe administrar bien su dinero, pero cuando me siento herida sucumbo a la tentación de gastar a lo bruto... y esta vez no me zafé de esa maña. Mejor ni les digo cuánto me gasté, pero me divertí bastante yendo de compras con mi sobrina Cristy.

Pasado del mediodía regresé a mi casa con un montón de bolsas con mis compras... El mejor momento de esa mañana fue cuando a mi hermana Ruth le hice entrega de un rosario de cuentas de cristal. Ayer que fue a tramitar unos papeles le quitaron la visa y ya se imaginarán cómo estaba de deprimida. Mi propósito al regalarle eso fue devolverle la fe en la vida, en que si ocurrió eso fue para indicarle que verdaderamente pertenece a este país. Al menos así ya no nos preocuparemos porque la pobre arriesgue el pellejo viviendo de ilegal en Estados Unidos.

Justo cuando estaba en la ducha llegó Cindy con un bello regalo que ella misma envolvió. Yo sé que siempre puedo contar con ella para todo, y agradecí profundamente su presencia. Ya llevaba dos meses sin verla a la condenada, así que de inmediato no perdimos momento para ponernos al corriente con los chismes de nuestras absurdas vidas de solteras suburbanas XDDD

Ya bien entrada la tarde comenzaron a llegar el resto de la parentela cercana, y hasta me puse de lo más happy con un lindisimo pastel que mi cuñada Tiky me preparó. Debo admitir que los adorna más bonitos que yo y el betún le sale mejor ^_^U Ýa para ese entonces me encontraba bien entrada con el tequila. Obviamente no estoy borracha, ya ni cuando me empiné seis caballitos, tres vampiros y un Caribe Cooler.

Nomás para aclarar, les digo que cambié el menú de taquitos a hamburguesas. Les dije que yo cambiaba de opinión con mucha frecuencia ja ja ja

A la hora de cortar el pastel, me achicopalé re' gacho porque todos estaban ahí menos mi mamá y mi hermana Ruth. Ambas ocupadas con el teléfono (mi ma' con su novio y mi sister con el perejiliento de su marido). Mi hermano Victor dijo que yo era una exagerada y con eso bastó para hacerme llorar. De nuevo reitero que soy demasiado sensible y que a veces lloro por cosas que ni al caso. Y ni digan que es por los efectos del alcohol que yo siempre he sido así.

Cuando ya más de medio mundo se había retirado, me agarré un rato al karaoke y un par de tragos finales antes de éncontrarme en este lugar. Se supone que ya debería estar en mi cama, así que les dejo con esta reseña de mi fiesta improvisada de cumpleaños. Muchas gracias a todos por sus felicitaciones que me las llevo grabadas en el corazón.

¡¡Besos!!

sábado, 10 de julio de 2010

La Noche Anterior

Mañana es mi cumpleaños y estoy con los nervios a flor de piel. La fiesta ha sido cancelada porque de un momento para otro mis amigos comenzaron a presentarme diversas excusas para no asistir:

"Se me enfermó el niño, no puedo sacarlo de la casa y tampoco tengo quién me lo cuide" me dijo Lupe. Esto es verdad y se le comprende perfectamente.
"Si, mejor cuida a tu nene porque su salud es más importante"
"Se me hace que no voy a poder ir porque.... porque ya vez que no me dejan salir muy tarde" dijo Miguel. A él le he retirado la palabra porque últimamente ha actuado como si lo hubiese parido Zeus. Además, no pensaba alargar el fiestón hasta la noche.
"Okey, ya tienes una preocupación menos" le dije con cierto sarcasmo.
"¿Por qué cancelaste la fiesta?" me preguntó Lorenzo. Irónicamente a él no lo había invitado oficialmente, pero se nota que moría de ganas por ir.
"Porque Miguel no quiere venir y ya ves que Lupe tiene enfermo al niño. No te preocupes, no es la primera vez que me dejan plantada así que ¿para qué pasar de nuevo por algo así. Mejor invierto el dinero en mi y ya. Prometo traerte pastel el lunes"
"Es que a veces "Cebollo" es bien pendejo, pero no le hagas caso"

La mera verdad ya estoy hasta la madre de que me dejen plantada en un cumpleaños y por eso opté por evitarme de nuevo la humillación y la pena de no tener cerca a mis cuates. Eso sí, continuará en marcha la comida en familia, y de puro coraje me pienso poner hasta las chanclas... si es que puedo porque no me emborracho con facilidad, je.

¡Ahora empieza la cuenta regresiva! Mañana les contaré cómo estuvo mi día especial.

martes, 6 de julio de 2010

Dilemas de un Fiestón 1a parte

Este domingo será mi cumpleaños 21, así que con el pretexto de que ya estoy trabajando y toda la cosa decidí hacer una fiesta con invitados muy selectos aparte de mi familia cercana (llámese Miguel, Cindy, Lupe, el meco de Julio y su hermano Lorenzo). El problema es que no creo que me paguen más de 1000 pesos esta semana y habrá que organizar todo de manera inteligente para conseguir comida y bebida de buena calidad a un precio módico.

Para eso le pedí consejo a mi hermano Victor y él me respondió maravillosamente. Tengo en mente hacer tacos de disco, ensalada pico de gallo, nopales con crema y el consabido pastel de chocolate. Para tomar planeo comprar cervezas y tequila (no me gusta la cerveza) además de los refrescos, pero ahí si es un drama total porque me pone de nervios el sólo pensar que alguien se emborrache, sobretodo Miguel que no aguanta ni dos caballos de tequila. Lupe me recomendó que lo pusiera bien pedo para que luego lo pudiera "avasallar con mis encantos" pero me niego a hacerle algo así :P

Ayer por la tarde noté que Miguel y Lupe se agarraron platicando y se reían mientras me observaban disimuladamente. A la distancia les hice señas de que yo los estaba viendo, y me atreví a interrogarla a ella por la noche.

"Me preguntó por tu cumpleaños"
"¿Y qué le dijiste?"
"Que estabas muy ansiosa. Él me dijo 'Le pienso regalar una caguama, y si no, le voy a dar su abrazo porque yo sé que con eso se conforma mi gordis' ja ja ja"
"Ay no inventes, ¿de veras me dijo así?"
pregunté toda roja y emocionada por dentro. "No te creo nada"
"¡De veras! Pero no le puedes preguntar para comprobarlo porque si no va a decir que yo te dije y después ya no me va a querer contar nada"
"Nah pues así qué chiste. Entonces no te creo nada porque no me imagino a Miguel llamándome tan cariñosamente"
"Te juro que digo la verdad, y si no te regala la caguama, me dejas de hablar".


Ahora Miguel se agarró pregunte y pregunte por los detalles de la fiesta, aunque creo que se decepcionó un poco por lo de la comida (o simplemente no es muy expresivo). Yo le advertí de una vez que el menú estaba sujeto a cambios porque tiendo a cambiar de opinión a cada rato y también que si se le ocurría dejarme plantada, no se lo perdonaría.

No obstante, lo que más me agobia de todo esto es imaginar lo que ocurrirá cuando Miguel y Cindy se encuentren cara a cara. A él le gustó mi mejor amiga nada más ver la foto que tengo de ella en mi celular, y eso sí que golpeó gacho mi corazón. Es inevitable porque no puedo sacarlos de mi lista de invitados, y tengo la esperanza de que a Cindy no le guste Miguel (ella es más... delicadita) o que le parezca feo. Si por una cruel broma del destino se atraen mutuamente, no me quedará de otra mas que saber retirarme con dignidad...

¡¿Ahora ven porqué me siento tan agobiada con mi cumple?! Cielo Santo, ¡qué drama!

domingo, 4 de julio de 2010

Pateando Lunas

Esta semana que transcurrió fue de lo más llevadera porque no hubo demasiado trabajo y aparte me dieron un poco de dinero extra que nunca me viene a mal (avara...), he pasado por cierta crisis nerviosa porque descubrí que Miguel se ha besuqueado con casi la mitad de mis compañeras de trabajo jóvenes y solteras. Generalmente no me gustan los chicos así, pero bien dice mi amiga Pao que en el corazón no se manda :P

Si bien, es cierto que es muy difícil (por no decir imposible) reformar a un mujeriego, me he lanzado a la complicadísima misión de hacer que el muy méndigo me tome en serio porque ya todo el mundo se da cuenta del afecto que le tengo y él... es o se hace loco. Siquiera que me dé el batazo, el caso es que espero una reacción de su parte para bien o para mal.

Como sé que a Miguel le encanta el futbol (igual que todo chico normal) y que juega cada domingo, he comenzado a ir a sus partidos para echarle porras. El juego de hoy fue memorable porque él se presentó junto a su hermana, su hermanito, su cuñado, su sobrino, y hasta su perro Ronny. Todos me hicieron burla de que debía congeniar con mis futura familia política (panda de locos...) pero les seguí la corriente. El encuentro estuvo más o menos porque el hermanito de Miguel empezó de buscapleito por nada, pero bueno, sólo fue cosa de agarrar al mini-toro por los cuernos y asunto arreglado...

Cómo quisiera haberle podido dar el avión a Miguel cuando acabó el partido... es tan idiota a veces...

"¿Porqué no trajiste a tu sobrina?" me preguntó refiriéndose a Fanny.
"Acuérdate que la semana pasada se escapó y tardé un buen para encontrarla. Sólo da para fastidiar"
"Tráela para la otra semana, para que me vea jugar"
"No quiero"
protesté. O.k., lo admito, me dieron celos.
"¿Por qué no?"
"Porque no me simpatiza y se pone muy insidiosa"
"Ándale, o si no ya no vuelvo a venir a jugar"


Me quedé seria por unos segundos y atiné a darle un zape en la cabeza. En serio que ese chico es un perverso por hacerse tonto cuando algo no le conviene XP Mañana lo haré pagar dejándolo sin bocadillos, ni refresco, y ni siquiera los chicles que diario le regalo. Creo que ni así notará mucha diferencia...

domingo, 27 de junio de 2010

Accidente Chueco

Esta semana que acaba de pasar ha sido la más ocupada de toda mi vida: mi horario laboral se ha extendido dos horas (como si 12 horas no bastaran...), sigo asediando al menso encantador de Miguel (que por cierto ya está solterito de nuevo), he cambiado un poco mi look y hasta tomé lecciones nocturnas de manejo por parte de mi hermana Ruth. Todo eso me ha ocasionado un gran estrés y los arranques de llanto están a la orden del día, pero el colmo llegó el viernes.

Aquel día había salido de trabajar a las 9:40, pero como la tienda ya estaba cerrada y me moría de hambre, tuve que ir hasta el OXXO más cercano... en la camioneta de mi hermano. Me sentía muy agobiada por un pleito con mi mamá sobre el dinero que le dejo semanalmente, que por un instante perdí la noción de lo que estaba haciendo y frené repentinamente en medio de un paso peatonal por donde cruzaba un señor que tenía el cuerpo chueco.

"Ay perdóneme, no fue mi intención" me disculpé de inmediato.
"¡Vieja pen****! ¡¿Qué los pu*** lentes no te ayudan a ver las señales?!" me gritó mientras me hacia cierto gesto obsceno con el dedo.
"¡Mendigo viejo, por eso estás chueco!" le contesté antes de echarme a la fuga.

Les juro que nunca antes me había peleado con una persona de la tercera edad, pero para todo hay una primera vez ¿no? Eso sí, ya no he tenido ganas de agarrar un volante y eso me enseñó (nuevamente) que es muy peligroso conducir mientras estás nervioso o soñoliento :P

Por el momento ya me saqué de encima algunas preocupaciones porque mañana tengo que ahorcar a Miguelito por dejarme plantada el día de hoy. Si se le ocurre hacer lo mismo en mi cumpleaños, lo mato antes de que se me ocurra ligármelo.

lunes, 24 de mayo de 2010

Guerra Laboral

Si últimamente no he actualizado el blog ha sido porque entré a trabajar hace dos semanas en un trabajo de 12 horas de lunes a sábado, así que ya se imaginarán que cuando vuelvo a casa estoy para el arrastre.

Bueno, el dolor de pies y el calor son cosas que puedo aguantar porque le tengo mucho amor al dinero; pero la relación con los compañeros es una cosa muy pero muy diferente. Muchos de ustedes ya se imaginarán que yo soy el tipo de persona que cambia fácilmente de humor y que tiende a ser un tanto enojona y agresiva. Bueno, eso me trae más de un dolor de cabeza a la hora de entablar relaciones nuevas.

Como soy de las nuevas en el trabajo, todos me aplicaron la típica novatada en la que me tomaban el pelo siempre que podían, como cuando me dejaron un pollito muerto en mi área de trabajo. Aún pienso que se pasaron con esa broma, pero bueno, eso ya quedó en el pasado. Claro, que aún hay cierto grupito de arpías a las que no les gusta mi forma de ser y se divierten a cada rato queriéndome emparejar con un viejo cuarentón. Ellas al principio se hicieron llamar mis amigas, pero para ser sincera, nunca las consideré como tales. ¿Desde cuando una amiga se rie de todo lo que dices a pesar de que no hay nada de gracia en ello? ¿Qué amistad te hace sentir humillada frente a medio personal? ¿Qué amiga te critica porque no haces lo mismo que los demás?

A veces intento ignorarlas, pero a la hora de la comida me es más dificil evitarlas porque si no como con ellas, se ofenden y empiezan a hacer trastada y media. Sólo en una ocasión me animé a irme a comer a 500 metros de distancia, y como ya estoy en mi límite de tolerancia y nervios, tendré que hacer lo mismo a partir de ahora. No es fácil acoplarse con los compañeros con los que mejor me llevo porque hacen puros grupitos de hombres o se juntan con los cónyugues y me choca hacer mal tercio. Mejor solita que mal acompañada.

Unas me dicen "puta" y otras "estrella" (supongo que por la fama que tengo de mal llevada o no sé qué), pero bueno, ¿qué tengo de puta si ni siquiera me llevo mi mejor ropa al trabajo? Puede que sea envidia porque me llevo bien con varios de los chicos que ahí laboran, pero bueno, soy joven, soltera y con pocos amigos ¿no estoy en mi derecho de ampliar el circulo amistoso? Las mujeres me miran con mala cara, así que no podría agregar más amigas femeninas a mi agenda... exceptuando por Lupe, una compañera que tuve en la prepa y que casualmente está conmigo en la empresa.

Si se preguntan si no he encontrado algún chavo que me lata en plan amoroso, les diré que en un principio me interesó un chico de mi edad llamado Miguel. Sin embargo, me enteré de que tiene novia así que me tuve que olvidar de él pero aún podemos quedar como buenos amigos y mantener las distancias para que su novia no le haga un papelito en el futuro.

Por ahora, tendré que preparar las armas para sobrevivir a esta guerra en el trabajo. El truco recaerá en saber responder a sus comentarios viperinos sin que se me pase la mano o perder los estribos. No me será fácil pero lo intentaré porque el estrés ya está afectando mi vida familiar y a la larga podría costarme el empleo, ¡de ninguna forma les daré el gusto de que me vean despedida!

sábado, 15 de mayo de 2010

Mis Maistros

Como hoy es Día del Maestro, les hablaré sobre los educadores que tuvieron mayor influencia en mis años escolares.

En cuarto año llegué a odiar a la maestra Betty, una señora cuarentona con la cara más aguardentosa que hubiese visto en mi vida. Era regañona, amargada y cruel con nosotros, especialmente conmigo ya que me hacía sentir menospreciada ¡y hasta alentaba a mis compañeros a que me molestaran! Cuando mi madre y hermanos se enteraron, se armó un escandalazo con el director (en ese entonces mi hermano Victor trabajaba en un periódico local) y terminaron por correr a la detestable profesora. Por ahí me enteré que actualmente trabaja en Televisa.

Después de ese desagradable incidente, me cambiaron de salón y me tocó una profesora muy simpática a la que le decíamos Chayo con la cual estudié dos años maravillosos. Actualmente la veo muy de vez en cuando a pesar de que ya no labora en la misma escuela en la que estuve yo.

Ya en secundaria otra maestra que nunca de los nuncas voy a olvidar es a Hermila. Ella no era una sádica como Betty pero sí muy estricta y era como la maestra Canuta pero más alta y rubia. Si Hitler viviese en nuestra época, de inmediato se habría enamorado de ella. Recuerdo que una vez nos reprendió severamente a mis amigos y a mí por no terminar un trabajo de los emperadores aztecas. El castigo consistió en acomodar una montaña (no bromeo, era una montaña) de libros por materias y grados, sin dejarnos salir ni al baño ni a conseguir el lunch. Nos quedamos ahí hasta bien caida la tarde y todos juramos vengarnos de la maestra... terminamos por secuestrarle un rato su celular para suscribirla a una línea de mensajitos éróticos y nos cagábamos de risa al ver la cara que ponía cada vez que leía uno de esos "regalitos" textuales.

Tal vez Dios decidió compadecerse de nosotros por un mes ya que la Hermila la operaron y fue sustituida por Neftalí, un maestro joven y muy guapo por el que todas mis compañeras y yo enloquecimos. Como él es mi vecino, mis amigas me miraban con ojitos de envidia aunque obviamente no podíamos aspirar a una relación con él no sólo por darnos clase de Historia, sino porque es casado XDDD

En mi segundo semestre de preparatoria tuve un profesor ya fallecido al que le decíamos Pato que tenía tremendas orejotas (unos lo apodaban Dumbo) y sufría de diabetes. Me gustaba su hora porque en vez de enseñarnos Principios de Contabilidad, se la pasaba contándonos anécdotas de su vida y otras cosas que no vienen al caso; aunque con frecuencia nos pegaba un buen susto porque se le bajaba el azúcar y rápido íbamos hasta la cafetería a conseguirle un refresco. ¿y saben qué fue lo malo de hacer el tonto en su "clase"? Que en tercer semestre la maestra Cuca nos pasó la factura con unas clases de lo más pesadas porque no sabíamos lo básico de la especialidad y tenía que enseñarnos en seis meses lo que debimos haber aprendido en un año. También era medio especialita, fomentaba unas verdaderas carnicerías en el salón (sólo accedía a revisar los primeros 15 trabajos que se entregasen) y el plus era que con frecuencia cabeceaba en su clase.

Otro al que también me dieron ganas de meterle una patada en los huevos en más de una ocasión fue el profe Reyes. Era un sesentón raboverde que debió haberse jubilado desde hace tiempo pero no quería hacerlo... porque tenía debilidad por las jovencitas. Mi mejor amiga Cindy y yo fuimos sus preferidas (ella por su busto enorme y yo por mis caderotas) pero yo lo odiaba porque siempre me hacía quedar en ridiculo con sus peladeces ¡y remataba pidiéndonos que si teníamos un hijo varón le pusiéramos Reyes! ¡Prefiero comerme una araña que hacer eso! Como yo no acabé la prepa, Cindy me informó que ella montó huelga en la dirección para acusarlo de acoso sexual, y aunque no corrieron al viejo, sí le pusieron regañadota y amenazaron con despedirlo.

Pero claro, no voy a olvidar a mis maestras Emma, Silvia, Liliana, Luz María, Hilda, Josefina, María, Nora (quien me impulsó a ser escritora) y Zulema. También a mis profesores Raúl (my teacher!), El Golfi, Mónico, Luis, Memo (no confundir con el de ¡Idos de la Mente!), "Pancho Villa", Olayo y Pepito. ¡Se les recuerda con mucho cariño!

viernes, 30 de abril de 2010

Cuando Eres Niño...



Hoy en la mañana mi mamá preparó de desayunar huevos fritos que tenian por encima una carita feliz dibujada con ketchup. Yo enarqué una ceja porque a mí no me gustan los huevos estrellados, así que cuando le pregunté qué bicho le había picado, me contestó:

"Este era tu desayuno favorito cuando eras chica. ¿no lo quieres?"

Changos, eso me llegó demasiado al corazón y me comí el huevo casi llorando a pesar de que me moría del asco. Después de eso, me puse a escribir unas cuantas líneas que se me ocurrieron...

Cuando eres niño... te olvidas de lo que es la crisis económica.
Cuando eres niño... Juegas tranquilamente a la "casita" sin temor a que vayas a arruinar tu vida.
Cuando eres niño... les sacas la lengua a tus papás cuando ellos te prohiben salir mientras está lloviendo.
Cuando eres niño... aceptas como amigo a cualquier persona sin importar su condición, apariencia o estatus socioeconómico.
Cuando eres niño... estás más que convencido de que cualquier enfermedad se cura con un besito.
Cuando eres niño... piensas que los adultos no comprenden nada de lo que en verdad ocurre a su alrededor.
Cuando eres niño... Consideras que tu mascota o tu amigo imaginario es alguien de suma confianza que jamás te va a dar la espalda.
Cuando eres niño... sueñas, juegas y vives al máximo sin importar qué tan gris se vea el cielo porque tienes la certeza de que algún día saldrá el sol.


¡¡FELIZ DÍA DEL NIÑO Y DE LA NIÑA!!

Dedicado a mis niños preciosos que tanto quiero y admiro e iluminan mi día con sus sonrisas. ¡Los quiero, mis amores!

martes, 27 de abril de 2010

La Dieta de la Lunática

Yo siempre he sido de buen comer, y rara vez he dejado de comer; cuando esto ocurre, es por trabajo o enfermedad. Otra cosa son las dietas. Sólo una vez me puse a dieta para adelgazar y eso fue porque era OBLIGATORIO; nunca me han gustado esos régimenes tan estrictos que prometen dejarte flaca como palito.

Sin embargo, como este mes he estado medio deprimida, con los nervios a flor de piel por los problemas cotidianos y psicológicos, últimamente me ha dado por comer compulsivamente. Hace dos años y medio que no tenia ese problema, y sin embargo, ¡ha vuelto! ¡Renació como la mala hierba que siempre fue!

Como mamá está que muele, y muele. muele con lo poco orgullosa que está de mí y el hecho de que no soy santa de su devoción como mi hermano Victor; mis lágrimas, mi bloqueo de escritora y mis ataques de ansiedad han volteado mi vida patas pa' arriba. Ese estrés ya no es lo bastante tolerable para poderlo descargar con mis escritos, así que quien paga las consecuencias (aparte de la libertina de Fanny) es el pobre refigerador.

No hay día (u hora) en que saque uno de los tantos postres que tengo en la nevera y le dé matarile en menos de cinco minutos, además de que en la comida me como todo con mucha prisa mientras mamá me observa escandalizada por mi gula. En lo que va del mes, ya he subido cinco kilos y ahora que mis jeans preferidos me han quedado bastante ceñidos, creo que es hora de reconocer que tengo un problema.

Para empezar, he concertado citas web con una conocida que es psiquiatra que aunque se especializa en terapias de pareja, ha aceptado concederme un espacio de vez en cuando (mi amiga Luisa me hizo una broma al respecto, diciendo que mejor la consultara cuando tuviera marido :P). Como entre las ramas de la psiquiatría se encuentran los desórdenes alimenticios, supongo que me ayudará a superar esto. No obstante, tengo que reducir por lo menos dos tallas para volver a ser la misma amazona caderona y encantadora de antes (XD). Supongo que con un poco de ejercicio, menos azúcar y aumento de los vegetales bastarán por el momento para conseguir mi objetivo. ¡Seeee!

domingo, 18 de abril de 2010

Living For Dummies

Desde que empecé a hacer viajes a Estados Unidos para visitar a mi hermana Ruth, también comenzó mi afición por los libros For Dummies. Seguro que a ustedes les sonará el nombrecito, y para los que no, aquí va una breve explicación:

For Dummies ("Para Tontos") es una serie de guías de aprendizaje creadas por Dan Gookin que son relativamente sencillas para que los nuevos lectores entiendan mejor sin necesidad de usar palabras complicadas; y abarcan los más diversos temas que se puedan imaginar (por ahí me tocó ver uno que se llamaba Juegos Sexuales para Tontos, WTF?).

La caricatura que sale en todos los libros es conocido como el "Hombre Dummie" y el logotipo parece escritura de niño de primaria, pero ya saben que es para dar a entender su contenido simple. A pesar de ello, son bastante populares alrededor del mundo, incluso en la película de La Novia de Chucky, Tiffanny aparece leyendo un libro de Voodoo for Dummies.

Entre mi modesta colección de estos libros tengo Nombres de Bebé para Tontos, Manga para Tontos, Hackeo para Tontos (aún no acabo de memorizarme este), Control de la Ira para Tontos, Extorsión para Tontos (lol), Whisky y Cocteles para Tontos, etc... Pero conozco a alguien que tiene una edición titulada Dominación Mundial para Tontos, ¡qué clase de frikeada es ésa!

Si encuentran uno de estos libros por ahí, no pierdan la oportunidad de verlos, son útiles y les hará pasar el rato con algún hobby interesante. ¡Existen más de 1,700 ediciones diferentes!

viernes, 9 de abril de 2010

¡Reciclando Regalos!

Cuando se acerca una fecha especial (llámese cumpleaños, Navidad, aniversario, etc...) muchos se quiebran el coco pensando en el regalo perfecto para aquella persona especial; pero algunos caen en un acto bajo, y por demás, ridículo: dar obsequios reciclados.
¿Cómo va eso? Bueno, la mayoría siempre obtiene un regalo que no deseamos, uno al que no le prestamos mucha atención o que de plano se va a un rincón de nuestro clóset sin ser utilizado. El pobre objeto permanece en una especie de vida suspendida hasta que sale nuevamente de su rincón oscuro, pero no para que le den un uso digno, sino para cambiar de dueño.

¿Quienes de ustedes han dado algún regalo "no deseado" que originalmente era suyo? ¡No se hagan los locos! Tanto ustedes como yo sabemos que se han visto tentados hacia este acto, inclusive yo misma he sido hechizada hace mucho, mucho tiempo. Aquello me hizo tomar la determinación de que jamas volvería a comprometerme a regalar algo usado, si no tenía algún regalo que dar, simplemente lo quedaría debiendo. Así de sencillo.

En cambio, yo he visto que hay torpes que de plano dan algo usado ¡y siempre hay pistas que los evidencian!

Recuerdo que hace dos años, un amigo me regaló una caja de chocolates finos, pero cuando me tocó abrirlo, noté que le faltaban tres y unos estaban medio-mordidos. En vez de sulfurarme, en su cumpleaños le devolví su regalito justo cuando los dulces ya habían caducado. En otra ocasión, mi prima Sofía me regaló una blusa realmente linda que de inmediato estrené... aunque lo hice justo cuando me tocó ir a cenar a casa de sus papás. Ellos se me quedaron viendo muy serios y yo pensaba que había metido la pata con algo, pero no me di cuenta de ello hasta que entró su hermana Ale y me miró como si yo fuera una demente:

"¡Esa es mi blusa!" me gritó, y cuando yo voltée a ver a Sofía, todo mundo también lo hizo.

Desde entonces, yo de inmediato abro los regalos que me dan y los reviso para ver si no son usados, porque en serio que es horrible tener ese tipo de incidentes. Lo más ridículo del caso es que hay unos que se van a los extremos y también reciclan el papel de regalo. ¡Simplemente patético!

sábado, 27 de marzo de 2010

El Comidero

El jueves recibí la visita inesperada de unas tías que no me caen del todo bien (por petras y chismosas) pero igual estaban hambrientas y mamá me dijo que a mi me tocaba ese pastel. Como estábamos pobres de ingredientes, les hice un revoltijo llamado Frijoles Gordos con Chile a la Tezcuana que a todos les encantó. Después empezaron a interrogarme sobre porqué sabiendo cocinar tan bien, no me había casado todavía, o mínimo, conseguido un novio y cua cua cua...

Yo las ignoré porque estaba más ocupada pensando qué postear en mi blog, pero miré mi plato de frijoles y.. ¡toing!

Se me ocurrió que abrir un blog de cocina era una buena idea, así que ahorita estoy trabajando en ello. No soy experta en diseño de páginas web, así que no esperen la gran cosa; pero las recetas sí que estarán buenas, se los aseguro. Pondré un poco de todo para que hasta el novato pueda cocinarse algo sabroso en la comodidad de su casita.

El principal dilema era el título, pero ya decidí que le pondré "El Comidero" por idea de mi hermana Vero y su extraña forma de hablar. Pueden acceder a él dando click en esta dirección:

http://elcomidero.blogspot.com/

martes, 23 de marzo de 2010

Chorradas en el Anfiteatro



Este es un cortometraje mexicano que muestra lo lindo que es la necrofilia y los círculos de la vida y la muerte

viernes, 19 de marzo de 2010

¡¡Orden Señores!!

Entre una de las cosas que nos diferencian a las mujeres de los hombres está la de saber ordenar. Para una chica es importante tener organización, y hay unas que clasifican sus posesiones tan pulcramente que parecen estantes de farmacia... aunque otras… tienen sus clósets hechos una verdadera porquería. Yo tengo un límite respetable en cuanto a organización se refiere; porque es verdad que acomodo ropa con ropa, zapatos con zapatos y manzanas con manzanas (), pero a veces tiendo a ser medio desordenada.

En cambio, la gran mayoría de los hombres que viven solos hacen de sus armarios toda una jungla en la que hay que explorar meticulosamente antes de encontrar el objeto deseado. Si nos topamos con un chico que es bastante organizado con sus cosas, puede ser por las siguientes causas:

* Vive con su mamá... y es ella quien limpia sus cosas, para variar.
* Es gay o metrosexual.
* Se crió con mujeres y todas le repetían que si no ordenaba su cuarto, ninguna chica lo querría (Siii, te hablo a ti, hermanito).
* Ya vivió antes con una chica y ésta lo entrenó.

Les confieso que a veces me daban ganas de agarrar a palos a mis primos Jovan, Gibran y Jordan por carecer de orden. Una vez que pasé el fin de semana con ellos me puse a limpiar su cuarto. En serio que no podía conciliar el sueño sabiendo que las sábanas llevaban dos meses sin ser lavadas, cajas de hamburguesas a medio comer y pipí de perro bajo las camas, un montón de ropa sucia en un rincón junto con otras linduras. Cuando terminé, ellos prácticamente parecía que estaban entrando a la dimensión desconocida y de inmediato me voltearon a ver:

“What the hell?” dijo Jovan. Ellos viven en El Paso (de ahí que hablen spanglish).
“¿Qué pasó aquí?” preguntó Gibran
“Pues que Aby ya se creyó Marta Stewart” contestó Jordan, el gemelo de Gibran.
“Si, ¡de nada chicos!” repuse yo sarcásticamente.


Al final acabaron agradeciéndome el cambio de aires, aunque me pidieron que la próxima vez que quisiera renovar su “santuario”, les avisara. ¿Qué acaso les gusta vivir en medio de un chiquero? Mejor la próxima vez duermo en la casa de Sissy (su perrita), al menos ella es más limpiecita.

lunes, 15 de marzo de 2010

Boxeádome la Semana

Ni tiempo tuve de calarme los guantes antes de enfrentarme en una cruenta batalla con la que fue la semana más espantosa que he tenido en mi vida. He aquí el resumen

PRIMER ROUND
¡Derechazo!
La pen…sativa de mi sobrina Fanny tomó mi preciado perfume Cool Water aún cuando le ordené no hacerlo porque se echa cantidades descomunales (¡deberías darte un baño de verdad, cochina!), pero estaba en medio del chisme con una amiga y al darle un manotazo, terminó por resquebrajar la botella. ¡Ahí se fueron 400 pesos de fragancia!

SEGUNDO ROUND
¡Gancho al hígado!
Resulta que tomaron fotos del evento de vinos al que había asistido la semana pasada y las publicaron en el periódico. En una de ellas salía yo… ¡con la nariz casi metida en la copa de Chardonnay! Mi hermano, quien es un ávido lector del Diario de Chihuahua, de inmediato me vio y dijo “Ya parecía que estabas condimentando el vino con tus mocos”. ¡Hijo de mi reverenda madre!

TERCER ROUND
¡Golpe bajo!
El sábado mi mamá fue a vender ropa como de costumbre junto con Fanny mientras yo me quedaba en casa haciendo la limpieza. Como hacía un buen de frío, decidí ponerme un suéter monísimo y calientito que un amigo me había obsequiado en Navidad; sin embargo, no lo encontré por ninguna parte. Al regresar, mamá me entregó diez pesos y cuando pregunté el motivo, ¡contestó que había vendido mi suéter! ¡¡Jodeeeer!!

CUARTO ROUND
¡Súper gancho al hígado!
El domingo me tocó a mí ir con mi madre a vender ropa y descubrí que tengo olfato para los negocios (ni de coña acepto regateos). Sin embargo, cuando regresamos a casa, nos dimos cuenta de que ninguna había traído la llave y la única opción de entrar era la de treparse al techo para accesar al patio de atrás y romper medio vidrio para abrir la otra puerta… ¿adivinen a quien le tocó el trabajo pesado? Casi me muero de miedo mientras cruzaba de un techo a otro (le temo a las alturas), no hallaba cómo bajar porque son dos metros y medio del techo al suelo, y en el intento, acabé llena de tierra y raspones. ¡¡Pa’ la otra mando sacar una copia de la jodida llave y asunto arreglado!! ¿Qué creen que soy, Spiderman o qué?

QUINTO ROUND
¡Mega Chingadazo!
Esa misma tarde, yo me quedé sola un rato. Me entraron ganas de comer pollo frito y puse a calentar el aceite mientras me peinaba. Estaba tan exhausta por la absurda forma de irrumpir en mi propia casa que demoré demasiado en el baño y al entrar en la cocina… ¡¡vi una gran cortina de humo y una flama que casi llegaba al techo!! ¡En la torre! Por pendeja causé un incendio; desesperada intenté apagarlo con un trapo pero no sirvió y aunque sabía que no debía echar agua en una sartén con aceite, lo hice… y el fuego se avivó por unos instantes antes de medio apagarse, hasta que le di golpe final con otra sartén. No mamen: la pared cercana a la estufa y parte del techo tenían una bonita mancha negra; demoré HORAS en dispersar el humo que atestó la cocina, la sala y parte de las habitaciones; recibí la regañada de mi vida (confieso que me lo merecía), tuve que desechar la sartén, las manos me quedaron llenas de un cochambre que ni con cloro me pude quitar del todo, entre otras linduras. Nunca de los nuncas imaginé que eso me fuera a ocurrir a mí, a la que está casi enamorada de su cocina… eso me deprimió cañón.

SEXTO ROUND
¡K.O.!
Las risas, las burlas y los reclamos respecto al incidente con la cocina continuaron hasta en la noche. Yo me enfrasqué la tarde tratando de limpiar el techo, pero la maldita negrura no se iba y me rendí por el momento. Como me llevo de la fregada con Fanny, me disgustaron muchísimo sus bromas… y casi me desplomé. Como me empecé a sentir realmente mal, me llevaron a la clínica… ¿el resultado? ¡Tenía la presión alta! El médico me advirtió que por tanto estrés podía pasar fácilmente a la hipertensión o a la diabetes y me dio una serie de recomendaciones a seguir.

Es frustrante que la mala suerte me haya pegado de golpe en tan poco tiempo, pero ni modo, la vida sigue y hay que saber continuarla con todo y sus trastadas.

lunes, 8 de marzo de 2010

La sommeliera

Según la Santa Wikipedia, un sumiller (o sommelier en francés) es el experto probador de vinos que sugiere a la clientela de los grandes restaurantes el vino apropiado para la ocasión.

Bueno, una de las cosas que forman mi lista de pendientes está la de tomar un cursillo sobre esta profesión, aunque como eso se tarda AÑOS en aprender, tuve que conformarme con acompañar a mi amiga Constanza a una exposición de vinos que ofrecía un reconocido hotel. Como la curiosidad me picaba, accedí a ir con ella y su marido Adán. Después de todo, uno no te invita un hotel de lujo todos los días, así que ya se imaginaran como deje mi closet buscando mi mejor vestido de gala. Aunque no me lo dijeran, yo ya sabía que iba a ir pura gente fina.

No saben lo bueno que estuvo el evento. Dieron una especie de conferencia con dos expertos sumilleres de los cuales no recuerdo sus nombres, pero que en definitiva eran mexicanos. Ellos nos contaron sus experiencias vinateras y nos enseñaron algunas buenas combinaciones de vino con los alimentos que yo hasta apunté en servilletas (naca que soy :P). Después de eso, los meseros nos empezaron a surtir unas bandejas con cinco copas vacías; y los sumilleres nos dieron a conocer los mejores vinos del mundo, y a decirnos como debíamos degustarlos.

Empezamos con uno blanco llamado Chenin Blanc que era acido, afrutado y de cuerpo ligero que casi no me gustó pero igual me lo tomé. Después seguimos con otro blanco que reconocí de inmediato por su color dorado: Chardonnay; su sabor es suave y huele bastante bien (estuve oliendo la jodida copa durante un buen rato y Adán se moría de la risa). Me encanto y hasta me dio tentación pedir segundo trago, pero como los otros asistentes se me quedaban viendo, preferí no hacerlo (no iba a quemar a mis acompañantes con alguna metida de pata).

Finalmente empezamos con los tintos. Recuerdo haber probado uno durante mis primeros años de adolescencia, pero en ese entonces era tan joven e inexperta que no supe apreciarlo. El primer tinto que nos sirvieron fue un Pinot Noir bastante ligero, con sabor a frutos rojos, olor a rosas y un poco ácido que me produjo una rara sensación en la lengua, pero yo quedé fascinada con él. El que le siguió fue el clásico Merlot que Adán llevaba un buen rato esperando (es su preferido) y al probarlo, supe porqué le gustaba tanto. Tiene un saborcito a grosella muy agradable y es suave al paladar. Tambien me encanto, pero me hacía gracia ver como Constanza estaba poniéndose cada vez más y más ebria.

El ultimo, pero no por ello menos importante fue el Cabernet Sauvignon. Los demás de inmediato alzaron las cejas y hasta parecían emocionados, y no era para menos, pues este es uno de los vinos más preciados. Era de color granate intenso, olía a ciruelas con cerezas y su sabor me impacto: era una mezcla amaderada muy elegante que también tenía un leve toque de chocolate oscuro. Lo recomiendo ampliamente para el que guste de vinos salvajes.

Al final nos dieron la oportunidad de cenar un plato de la carta que fuera acorde a nuestro vino preferido. Obviamente yo elegi el Chardonnay y lo acompañe con un rico filete de pescado almendrado. Bien valio la pena hacer el gasto, ya vere como les pago el favor.

P.D.- ¡¡Tengo que comprar una botella de Chardonnay o Merlot cueste lo que me cueste!!

jueves, 18 de febrero de 2010

Miércoles de Surtido Rico

Es muy raro que yo salga de casa entre semana, pero ayer miércoles mi amiga Ana (la del novio celópata) me llamó para ir a dar la vuelta. Yo acepté porque quería sacarme el bloqueo mental que tengo. Total, nos citamos en la biblioteca y allá voy yo toda mona, pues la verdad me picaba la curiosidad de saber si todavía andaba con Aldo.

Estuve diez minutos fuera y al rato entré a matar el tiempo leyendo un libro. Tomé uno de leyendas mexicanas y justo cuando estaba picadisima, la puerta se abrió... pero no era Ana ¡Era Mario, mi ex novio! Rápidamente disimulé porque venía acompañado del odioso de Efrén (su mejor amigo) y de Arturo (ese wey es un pesado en el más AMPLIO sentido de la palabra). Me entraron ganas de hablarle, pero luego decidí que eso no era lo más conveniente, dejé el libro y pateé su silla antes de largarme lo más rápido que pude. Se lo merecía por romperme tan gacho el corazón en secundaria.

Le hablé de un teléfono público a Ana (no tengo una de esas mierdas de celulares) para decirle que me iba al Café París a esperarla. Una vez ahí, pedí una taza de café con leche sin azúcar y un trozo de pastel marmoleado. La mesera me alegó que no podía ocupar yo sola una mesa porque se suponía que era para mínimo dos personas. Aunque le pretexté que yo esperaba a una amiga, me llevó la contra hasta que me hizo dejar el lugar... con mi café en un bote de unicel. Mientras andaba por ahí me encontré con Ángel y platicamos un rato en la plaza, incluso me dijo que me veía bonita con mi outfit de rebelde sin causa. Aunque me daba gusto verlo y me halagó su comentario, le tuve que decir que se fuera porque él ya iba retrasado en el trabajo.

Pasados del mediodía supe que Ana no iba a venir y tomé el autobus de regreso a casa. Para mi desgracia, éste iba lleno (bueno, había un lugar pero se lo cedí a una señora que me reocrdó a mi abuelita, yo y mi corazón de pollo XP). Estando de pie, era normal que llamara la atención de un pervertido que comenzó a meterme mano en mi trasero. Al igual que muchas, yo tengo muy poca tolerancia con los "tipos" de esa calaña y rápidamente le metí un buen pisotón (gracias al cielo llevaba botas militares) mientras le escupía en la cara. Faltaban muchas cuadras para llegar pero de todas formas me bajé. Entonces, al mismo tiempo se subió una chava que reconocí como Reyna... ¡la arpía que me acusó de lesbiana y abuso sexual en la secundaria! ¡¡¡NOOOOOOO!!!

lunes, 15 de febrero de 2010

Fin de Locos

La semana pasada les conté que mi prima Lucy se iba a casar. Pues bien, desde el viernes por la mañana me fui a su casa para ejecutar mi papel de una de sus damas de honor (de último minuto). Estuve todo el día de allá para acá ayudándola a ponerse el vestido y a darle, como pude, porras de ánimo. La ceremonia estaba harto aburrida pero cualquier chica la envidiaría por lo bonito que se veía todo y sólo me divertí cuando empezamos el reventón en el salón. Hubo una hora que en vez de boda, la fiesta parecía quinceañera porque pusieron varias rolas conocidas para mí, llenas de vida y no de romanticismo como se acostumbra. Mis parientes estaban escandalizados pero no se atrevieron a decirle nada a mi prima... ¡ojalá yo tuviera una fiesta así de divertida! Por supuesto, no pesqué ningún galán porque no quise y tampoco pongo foto porque aparte de que no me las han pasado, me veía fatal con ese vestido rosa durazno de satén XP Parecía taaan ñoña...

El sábado me levanté temprano porque tenía otro buen de cosas que hacer para la fiesta de cumpleaños de Lupita y acabé vistiéndome como banquera según mi odiosa sobrina Fanny (camisa rosa fucsia, corbata floja y falda negra, diadema con picos semi-planos, medias negras y zapatos a juego) ¡estaba imitando el look de Nana Osaki! ¡Ignorante!

En la fiesta me la pasé bastante bien, gané en una competencia de shots cuando me tomé siete caballos de tequila pura sin ponerme ni un poquito peda (o pokémona como dijo un chavo). Conocí a Ángel, un chico de lo más agradable, divertido y con el que comparto un montón de cosas en común. Lo malo es que sufre de una enfermedad incurable y máximo le dan tres años de vida adicionales. No inventen, me sentí horrible pero continué actuando como si nada, porque no quería que él pensara que le dirigía la palabra por lástima, o mejor dicho, para no hacerlo sentir mal y sus ansias por vivir me inspiraron muchísimo. Personas así son de quienes deberíamos tomar el ejemplo ¿no creen?

El caso es que aunque me estallara la cabeza por el sueño, no quise dormir porque al que cayera le iban a rayar "Loser" en la frente con marcador permanente. Sólo cuando Ángel se fue empecé a quejarme por el dolor y me despaché a dormir amenazando al que me quisiera rayonear la cara. Para el caso dormí mal porque nadie me quiso ceder algo suavecito y tuve que dormir en la base de la cama ¡sin colchón! Por dios, era como dormir en el suelo e igual sobra decir que amanecí con tortícolis. Eso sí, con mucha más energía que el resto.

Ya el domingo rematamos con una buenas tortas llenas de salsa picante porque todos estaban crudos excepto yo. Eso no me hizo abstenerme de comer harto chile con mi torta, simplemente me encanta. Luego de comer fuimos a pasarnos la tarde en el billar, y aunque nunca antes lo había jugado, pillé rápido las reglas y no tuve un desempeño tan malo... a pesar de que hice el oso dos veces por lanzar la bola blanca fuera de la mesa... yo y mi puntería de mierda...