viernes, 16 de diciembre de 2011

10 Cosas Divertidas Acerca de la Navidad

Ahora que vienen los festejos navideños, mi hermana Vero está en Grinch mode, y como buena hermanita que soy, le sigo la corriente de vez en cuando, burlándonos de los festejos decembrinos. Sin embargo, en el fondo sigo esperando que se le pase lo pérfida, al menos por un par de horas.

Mientras tanto, le he enviado por mail esta lista para animarla un poco. ¿La habré hecho bien?

1.- Los villancicos con letras misteriosas y sin sentido… ¿“una perdiz picando peras del peral”? –Los Doce Días de Navidad
2.- Fingir que los peores regalos son lo que siempre has querido.
3.- … regalos tan malos como un salvapantallas de ”Santo Clós”
4.- Eso de que los Tres Reyes Magos le llevaran al Niño Dios, Oro (sabia decisión), Frankincienso (¿Qué?) y mirra (¿Por qué?)
5.- Las caras que ponen los Grinch y los Scrooge cuando les cantas villancicos, les regalas suéteres hechos a mano o tarjetitas navideñas y les preguntas si quieren más pavo y otro vasito de ponche.
6.- Que los niños le pregunten a sus papás porqué Santa Claus no le llevó regalos a Jesús cuando nació (mi sobrino David dijo: "¿Jesús se portó mal?")
7.- Que al día siguiente, estés crudo, cansado e indigesto y tengas que recibir a todos tus parientes para el recalentado.
8.- Que los gringos y uno que otro mexicano sustituyan el simbólico “Christ” por una “X”, dando por resultado un “Merry Xmas”
9.- Que los bebés nacidos en Navidad siempre reciban regalos combinados y mezclen su cumpleaños con este festejo.
10.- Que la peor mentira del siglo haya surgido en torno a la Navidad: ¡Santa Claus existe!



P.D.- ¿A poco no me quedaron chulos los cambios que le hice al blog?

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Jetones en la Oficina

¿No les ha pasado que en plena vía o evento público les pilla una flojera tremenda? Lo más típico es abrir la boca como león, rumiar un poco y estirarse más que El Señor Fantástico. Otros, simplemente se quedan jetones donde sea, especialmente los universitarios, los weyes que trabajan horas extras y los nerdos que pasaron la semana sin dormir en un intento de romper su propio récord jugando videojuegos (olvídense de los narcolépsicos).

Es gracioso ver en el metro o en el autobús a gente que se recarga en el hombro de otros para echarse un sueñecito. Casi siempre la otra persona mueve el hombro para aventar al huevón hacia el otro lado o pone cara de “Que no me babee, que no me babee…”

Creo que todo mundo sintió sueño alguna vez en la oficina o en la escuela, sí, ése que nos hace perder el conocimiento por algunos segundos (o minutos), y hace que olvides dónde estás. Recuerdo que durante mis clases de contabilidad en la prepa, (cuando mis neuronas no estaban sobrecalentadas) me caía polvo de hada en los ojos y me quedaba dormida sobre mi mano, fingiendo leer. La maestra ni cuenta se daba porque creía que yo profundizaba en mis pensamientos, y mi única preocupación era no dejar caer mi cabeza o me podrían pescar. Afortunadamente, jamás me ocurrió y pagaba el pato en los exámenes.

En todas las oficinas, y me refiero a TODAS, no falta quien caiga en los brazos de Morfeo pero si aprecian su trabajo buscarán la forma de que nadie se dé cuenta que estuvieron media hora tomando la siesta. Algunos se esconden bajo el escritorio (no es recomendable, la verdad), otros se tapan la cara tras una carpeta, unos más se largan a sacar montones de copias sólo para poder recargarse en la copiadora y a veces hay unos que se la rifan con los escondites. Por ejemplo, cuando trabajaba en la oficina de tránsito, me tocó ver a uno de mis colegas hecho bolita en el armario de los trapeadores y simplemente me morí de la risa pero sin delatarlo.

Claro que, advierto que dormirse en plena hora pico puede tener consecuencias severas, y eso lo aprendió esta señora por la mala je je je

domingo, 20 de noviembre de 2011

Disfrutando La Soltería

Cuando se pasa de la veintena y se continúa sin mantener alguna relación, normalmente una piensa si hay algo malo con nosotras. Esto puede ser algo subliminal porque aún en el siglo XX1, la identidad de muchas mujeres parece girar alrededor del matrimonio y la familia. Existe la presión social y familiar para casarse pronto. A menudo no falta quien me pregunte “¿Y el novio pa’ cuando?”a lo que contesto con un simple “Cuando yo quiera”. Y aunado a esto, viene mi mamá a meter su cuchara “Nomás no te nos vayas a quedar soltera, porque si no…” . Pienso que aún viven en el año del caldo y que esa elección va por mi cuenta. Si no me he casado es porque preferiría hacerlo con un buen hombre y no con el primer fulano que se me atraviese o me haga el chiste (¿Me estás oyendo, Fanny?).

No obstante, hace poco comencé a ver las ventajas de continuar siendo soltera, y mi prioridad es enfocarme en mi propia identidad. Como estoy mental y psicológicamente descarriada, se ve que eso me tomará un buen de tiempo. Aquí tengo 9 buenas razones por la cual una debería bendecir su soltería.

1.- Tu Tiempo es Sólo Tuyo.
¿Alguna vez has intentado irte de reven con tus amigas casadas, y en especial las que tienen hijos? Entre los pañales, la escuela y otro tipo de prácticas infantiles, las madres también necesitan ajustar el tiempo que pasan con sus esposos. Algo tan simple como reunirse para tomar algo equivale a una misión imposible (lo dice la voz de la experiencia). Por eso cuando estás soltera, no tienes estas preocupaciones, y si no te gusta estar sola, igual puedes hacer amistades de una noche.

2.- Tu Dinero te Pertenece Sólo a Ti
A menos que sigas viviendo con tus padres, una vez que tienes tu propia familia, la forma en que gastas tu dinero deja de enfocarse en ti. En cambio cuando no estás casada, tus gastos no afectan a nadie más , así que puedes gastarlo de la manera más frívola posible y ordenar el plato más caro del menú o comprarte ese vestido Chanel que llevas ambicionando por meses.

3.- Te Conoces Mejor a Ti Misma.
Muchas mujeres se definen a sí mismas por el rol que ocupan en sus familias. Sin embargo, cuando estás soletera tienes más oportunidad de descubrir quién realmente eres. ¿Qué es lo que te gusta y que es lo que no? ¿Cómo vives tu vida? ¿Cuál es tu propio código moral? ¿Cuáles son tus metas, sueños y aspiraciones? Vivir soltera te da la libertad necesaria para descubrirte a ti misma, lo que en turno te ayudará a decidir lo que buscas en un compañero. También es una época genial para ganar autoconfianza porque al estar solas tenemos que valernos por nosotras mismas y aprendemos a no depender mucho de nadie.

4.- Aprendes a Conocer a tus Amigos
Varias chicas concuerdan en que las amistades que hicieron de solteras son las más cercanas que tendrán en su vida. Planea actividades especiales con tus compatriotas solteras, ya que así formarán un lazo aún más fuerte. Quizás hasta podrían formar su propia hermandad para apoyarse en casos de necesidad.

5.- Conoces Más a Tu Familia
Si sigues el “tradicional” camino del matrimonio apenas alcances la adultez, tu nueva familia se vuelve tu prioridad en la vida. Esto puede dificultarte el que conozcas bien a tus padres, hermanos y otros parientes, ya que tienes otras cosas en las cuales enfocarte. Debes saber que la gente cambia con el tiempo (ya sea poco o mucho) y si no eres consciente de ello, te irás excluyendo de todos. Mientras no estés casada es bueno que invites a tus padres a cenar o pases la tarde con el fastidioso de tu hermano. Te sorprenderá ver lo gratificante que es la relación entre adultos.

6.- Tienes Libertad Laboral
Una mujer soltera tiene la virtud de poder dedicarse exclusivamente a su carrera. Su tu trabajo es importante para ti, esta es tu oportunidad de desarrollar tu carrera. Puedes tomar decisiones que serían difíciles con una familia que mantener, como moverse por el país o cambiar de profesión. Es una etapa ideal para que encuentres el trabajo que mejor te acomode, ya que tus decisiones laborales sólo te afectarán a ti.

7.- Puedes Viajar Cuando te Plazca
Si, me refiero a esas escapaditas de fin de semana a la playa, o hasta irse de mochilazo a una tierra desconocida. Cuando se viaja de forma individual, se hacen menos gastos y disfrutas de todo sin tener que preocuparte por lo que sienta el prójimo y hacer el itinerario espontáneamente, además de que no pasa nada si flirteas con algún cuero nacional o importado. Sólo te diviertes y punto.

8.- Decides lo que Quieres en una Pareja
Mientras eres soltera, se te da la oportunidad de pensar lo que verdaderamente quieres en tu compañero de toda la vida. Claro que si te da por crear una lista demasiado detallada, de una vez te digo que eso es hacerse demasiadas ilusiones porque es muy probable que no encuentres un hombre que cumpla con todos los requisitos que pongas en dicha lista. Hablo del hecho de que te decidas por algunos rasgos importantes, intereses o modos de vivir que signifiquen mucho para ti, porque perderás tu tiempo si tratas de cambiar a un hombre. Tomando este paso, evitarás caer en relaciones que están destinadas a fracasar así como a encontrar al hombre (o mujer) de tus sueños.

9.- Haces de tu Vida lo que Quieras
La más importante de todas las razones para continuar soltera una buena temporada. Esta es tu oportunidad perfecta para cimentar tu vida y perseguir tus ambiciones. No debemos conformarnos sólo con lo segundo mejor, y nadie más depende de las decisiones que tomes. Aún si tu meta final es la de casarte y sentar cabeza, tal vez quieras poner primero en orden tu vida. Por eso, aprovecha tu soltería para crear una vida que tú solita disfrutes. No te arrepentirás.

¡Así que, compatriotas, a disfrutar la libertad porque dura muy poco!

lunes, 31 de octubre de 2011

La Casa de los Sustos

Cuando era niña yo solía ser de las típicas niñitas que salían a la calle con una runfla de mocosos para pedir dulces a las casas. Pero para hacerlo me tenía que escapar de mi casa porque eso no es bien visto en mi religión. Recuerdo que a los 10 años nos acercamos a una casa abandonada que tiene fama de estar embrujada porque a cada rato cambiaba de dueño, y ya tiene varios años que nadie la habita ya que supuestamente ahí espantan.

No pudimos meternos por la puerta de enfrente porque tenían cerrado con un candado, pero mis incautos amiguitos y yo vimos por la ventana que algo se movía, y nos espantamos. Ahora que me pongo a pensar, parecía una especie de telaraña arrastrándose o algo por el estilo. Uno de los chavos mayores nos retó a que pasáramos la noche ahí, y hasta nos consiguió una cámara de video (de las viejitas) para probar que estuvimos presentes, pero nosotros no quisimos. Al parecer el muy pendejo sí lo intentó, y desde entonces no fue el mismo. La cámara se le perdió y los papás lo encontraron dos días después con la cara rasguñada, la camisa sucia, estaba deshidratado y con la mirada desencajada.

Como ni lo conocía bien, no supe qué pasó después hasta que por pura curiosidad saqué el tema en una de las pocas veces que me junto con mis amigos de la infancia. Me dijeron que hace tres años el chico se había muerto en medio de la locura y las drogas, así de simple. No es algo de lo que nos gusta hablar y que nuestros papás tampoco sacan al aire de manera casual.



A veces paso por esa casa, y me pregunto qué es lo que ese muchacho habrá visto para salir tan trastornado, y si es verdad que hay un espíritu encerrado. Soy una creyente de lo sobrenatural porque ya he tenido mis experiencias con fantasmas (o eso creo yo), pero esa casa por fuera se ve de lo más normal aunque cuando te arrimas tiene un ambiente que sí da miedito. Si me toca salir de noche, paso hasta el otro extremo de la calle porque siento escalofrío si de pura chiripa me acerco al inmueble. No hay forma de que pueda comprobarles si está encantada o si todo es un cuento de nuestra colonia.

Esta noche, probablemente llevaré a mi sobrina Carla a pedir dulces y a lo mejor en una de esas se me ocurrirá llevarla a que conozca la leyenda. Tal vez ahora sí nos toque ver algo convincente…

FELIZ JALADOWEEN A TODOS

lunes, 17 de octubre de 2011

Una Noche en la Ópera

El miércoles pasado, mi vecino Dan vino a mi casa para invitarme a una de sus presentaciones en el Teatro de la Ciudad. Yo me emocioné y le dije que iba a ir, pero en realidad no estaba segura de nada. Como iba a ser al día siguiente y no tenía un quinto en mi bolsillo, corrí a pedirle a todo el mundo que me prestara dinero para la entrada. Gracias a Dios mi cuñado me hizo el paro. Pero el jueves anduve de histérica buscando en todos los clósets algo qué ponerme porque no conozco mucho de vestimenta semi-formal, voltée la casa patas arriba y hasta sentí que iba a ser yo la que se presentaría a cantar. Tenía un miedo tremendo a hacer el ridículo y hacer quedar mal a mi vecino.

Verán, Dan es veinte años mayor que yo, pero no los aparenta, y siempre le he tenido cariño. No sabía que él era uno de los tenores del Coro de la Ciudad hasta que un día cantó en mi graduación del Cecati. Quedé tan impresionada con su versión de "Imagine" que desde entonces me quedó un interés hacia él. Por la noche, estuve medio rara mientras acompañaba a la familia de Dan al teatro, aunque creo que nadie lo notó porque los niños sirvieron como distracción.

Afortunadamente no metí la pata, y observé con suma atención la magistral presentación de varias canciones populares pero cantadas al estilo ópera-pop. Entre ellas estuvieron: Durmiendo con la Luna (Elefante), California Dreamin' (John Phillips), Amor de Hombre (Mocedades), A Mi Manera (Paul Anka), Vivo por Ella (Gatto Panceri), entre otros. Pero yo me mantuve pendiente del número que haría Dan, y me sorprendió que él se pusiera una media máscara para interpretar "The Music of the Night" (Andrew Lloyd Webber). Los conocedores ya saben a qué me refiero, pero para los que no, esta canción pertenece al musical "El Fantasma de la Ópera", más específicamente, cuando Erik rapta a Christine e intenta seducirla con una melodía en la que le expresa su eterno amor e intenta pedirle que se olvide del resto del mundo. Lo hizo con tanto sentimiento, que el corazón se me hizo de pollo y casi me suelto llorando.





Al final, corrí junto con Rebeca (la sobrina de Dan) hasta la puerta trasera del teatro para recibirlo en cuanto saliera. Al vernos esperándolo, inmediatamente me abrazó y me preguntó si me había gustado la función. Yo me sentí tan encandilada que muy apenas pude decirle “mucho”. Iba a decirme algo pero su familia nos interrumpió y de ahi nos dedicamos a conversar un poco acerca del evento antes de partir caminos. Claro, Dan nos invitó a que repitiéramos la experiencia para estas Navidades, ya que el concierto resultó ser uno de caridad, y el próximo que se hará no va a ser la excepción.

Ahora la cosa será ingeniar un plan que me permita tener el suficiente dinero para volver a asistir, y esta vez llevar un ramo de rosas jajajaja como en las películas, que a los cantantes de ópera les llueven las flores.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Día del Blog: Mis 5 Blogs Favoritos



En respuesta a la convocatoria de Memo acerca de este día que ni yo sabía que existía (¡sacrilegio!), realizo este post en donde menciono mis 5 blogs preferidos desde que comencé con este rollo de bloggear.

5.- Bitches Aloud

El año pasado me topé con este sitio y me gustó por su ácido sentido del humor con respecto a las cantantes japonesas (aunque hablara feo de mis favoritas, igual no dejaba de ser gracioso), pero después de su hiatus, no vi el blog con los mismos ojos porque incluyó a nuevos redactores que sólo insultaban a los artistas nomás por insultar. Esporádicamente sale con algún post como los de antes, pero ocurre con tan poca frecuencia que ahora ocupa el puesto número 5 entre mis favoritos. Me hace gracia su lema despectivo hacia Koda Kumi: "Porque Koda es una puta, y por lo tanto, nosotros también."



4.- Mi Madre es Idiota

Al verlo por primera vez no pude dejar de hacerlo, pero al mismo tiempo este blog ha causado mucha controversia en España debido a la soltura con la que habla de las crudeces del mundo actual. Algunos dicen que Beta V.V. en realidad es hombre, algunos creen que de verdad es una chica bisexual, y a otros les da lo mismo con tal de seguir leyendo sus publicaciones. Me incluyo en el último grupo puesto que lo que escribe nunca deja de ser interesante. Llegamos a intercambiar mails, pero no es lo mismo, prefiero seguir viendo su blog.



3.- Hilando el Destino

Soy fan de la mitología griega, pero hasta el año pasado, yo nunca me había topado con algún webcomic que tomara una leyenda griega y la convirtiera en una lectura deliciosa y entretenida. Además, la forma en que Zirta creó a los personajes es muy peculiar porque les da actitudes diferentísimas sin que esto intervenga con el aprecio mutuo que se tienen. El arte es sencillo pero no menos lindo, y bien puede prestarse a diversas situaciones.



2.- Ciega a Citas
En mi último post del año pasado hablé un poco acerca de esta obra de Carolina Aguirre. Comenzó como un blog que a simple vista no relataba algo cliché, sino que pegó con fuerza desde el primer post. De hecho, se hizo tan popular que hasta lo sacaron en formato libro y en Argentina se transmitió una serie que gozó de igual éxito. Me encanta porque me siento identificada con la protagonista y siempre me saca una buena carcajada o alguna emoción que me hace querer seguir viendo qué pasó con Lucía.



1.- Idos de la Mente

Como fiel lectora de Guillermo Guerrero (o Memo) desde que yo iba en secundaria y él escribía para la revista 15 a 20, no me rendí una vez que él dejó de hacerlo, no, sino que apenas tuve internet en casa me di a la tarea de seguir buscando más de sus relatos… y di con este blog. Tiene de todo un poco, ya sea anécdotas, cosas random o cualquier disparate que se le ocurra a nuestro buen amiguito nerdo. Por eso y por el aprecio que le tengo a Memo, este blog ocupa el primer puesto de mis favoritos.



Ahora, la pregunta del millón es, ¿acaso existirá alguien que sea capaz de añadirme en su lista de favoritos? Quién sabe, pero si uno de ustedes tiene la gracia de hacerlo, me gustaría que me avisaran y dictaminar si tengo un number one fan Jajajaja No se crean, todos son igual de especiales para mí por el simple hecho de leerse mis sandeces. Muchas gracias por su preferencia y que tengan un felíz día del blog.

martes, 23 de agosto de 2011

Sociedad de la MVA: Mujeres Vengativas y Anónimas



La venganza es un saludable impulso natural, un arte perdido que necesita ser dominado por toda mujer moderna, una forma de traer las escalas de la justicia de vuelta a su balance ideal. Es mucho más sano que tarrascarse un pastel entero de chocolate y mucho más económico que platicar con un terapeuta que a lo mejor te tilda a loca.

Elaborar un creativo acto de venganza puede ser el primer paso a la recuperación. A veces no es fácil, pero vale la pena cuando te sale bien.

Alguien que yo conozco y cuyo nombre no diré en beneficio de su plan, se desquitó de un ex suyo, repartiendo su número telefónico acompañados de un mensaje sugerente mediante volantitos por media ciudad, billetes, cupones, y no sé qué tanto. Menuda venganza tan sublime ya que nunca falta quién necesite un rato "caliente" XD

Hasta ahora no he hecho la gran cosa aparte de frotar un cepillo de dientes en el escusado, estornudar en las almohadas de otros, escupir en las bebidas ajenas, poner polvos pica-pica en el papel de baño, enjaretarle a alguien la cuenta de un restaurant, dejarle una popó a quien ose estacionarse justo fuera de mi casa (robándome mi área en el proceso), entre otras cosas aún más graves pero que me abstendré de mencionar.

LAS REGLAS DE UNA MUJER VENGATIVA

1. Enfurécete… y luego desquítate. Es justicia pura y simple.
2. La venganza es saludable. No escuches a esos payasos que hablan mal de ti. Les estás enseñando a todos a comportarse mejor. Al mismo tiempo, estás expulsando de tu sistema esos sentimientos venenosos que se juntaron por una u otra razón. ¿Así o más sano?
3. Recuerda, el Karma es algo bueno. Asegúrate de que todos y todas obtengan el suyo. Estás ayudando a traer el balance a la justicia y a restaurar el orden en el universo.
4. La venganza es una excelente auto-terapia. Es más barato que un terapeuta profesional y mucho más saludable que engullir una caja de rosquillas.
5. El castigo siempre debería ajustarse al crimen. En otras palabras, no te vayas a los extremos por algo trivial.
6. Siempre dale a tu objetivo donde más le duele. Directo a la yugular.
7. Haz que florezca tu creatividad. No sigas clichés como rayar la pintura de los coches o arrojar huevos. Joder. Sé original. Disfrútalo. Dale a tu blanco una experiencia que jamás olvidarán.
8. No infrinjas la ley.
9. Si tienes que hacer algo de lo que no estás orgulloso, asegúrate de cubrir bien tus huellas.
10. Diviértete. Si con ello acabas riéndote del pendejo que se metió contigo. Haces bien en salirte con la tuya.
11. Una vez que lleves a cabo tu venganza, sigue adelante. Se acabó. Supéralo.

Bien me dijo una compatriota bloggera hace ya algunos años "Cuídate de la rabia de una mujer" Jajajaja

domingo, 21 de agosto de 2011

Dicen Que Tengo un "Pan" en el Horno...

Esta mañana, Gaby, mi colega del trabajo, me mandó un SMS que decía:

"Ya vi tu último tweet. ¡Felicidades!"

Le contesté que porqué me felicitaba si ayer no había hecho nada espectacular. Inmediatamente me responde:

"Te caíste por que tu bebé ya te está jugando travesuras, ¡no te hagas!"

Luego de leer eso, hice un soberano gesto de WTF? y le expliqué "de forma tranquila" que yo no estaba embarazada, y que mi casi desmayo fue porque no había comido bien y sufrí una descompensación alimenticia. Siempre que tardo para comer me ocurre eso, pero demoré veinte minutos para convencerla. Lo mismo me ocurre en el trabajo a cada rato.

A menudo me oyen toser, sofocarme y medio marearme durante el trabajo. En vez de suponer que se debe al humo de los cigarrillos que se fuman casi en mi cara, de inmediato se imaginan otra cosa. El hecho de que tome ácido fólico diariamente desde hace algunos meses no ayuda en lo absoluto =_=U

"Se me hace que la Evelyn ya está embarazada..." las oigo murmurar.
"Yo digo que es de Lencho"
"Nah, seguro que es de Eric"

Una de dos: o las ignoro y sigo con lo mío, o les echo agua encima para que apaguen sus cigarros. Ya se imaginarán por cual opción me voy...

A veces les digo que sería bueno que ellos tuvieran razón porque muero por ser mamá, pero es bastante molesto tener que estar corrigiéndoles a todos sus chismes sin sentido. Esto no es una opción, en verdad debo hacerlo y asegurarme de que les quede bien claro. Una información mal brindada se convierte en chisme venenoso, lo cual puede costarte la paz en el trabajo, y créanme que ni de chiste pienso repetir mi tormento de la escuela ahora que ya soy una adulta. Así que repito: NO-ESTOY-EMBARAZADA. Cuando ese gran evento se lleve a cabo, no tardaré ni un segundo en divulgarlo ya sea con tweets, mensajes SMS, carteles en el barandal de mi casa, camisetas con texto, señales de humo o lo que sea.

Si me entendieron, qué bueno... si no, váyanse a chupar limón...

domingo, 10 de julio de 2011

Rosas, Organza y Una Soltera de Adorno

Ayer fui a la boda de un pariente lejano, y por enésima vez recordé porqué odiaba tanto ir a las bodas: Porque van puras parejas.

No hay situación más tediosa e incómoda que caer en una fiesta elegante con la esperanza de bailar toda la noche con algún galán, y que nada más llevar un minuto
ahí te des cuenta de que estás sirviendo de adorno en comparación a las tantas parejas de tórtolos que te rodean. Muchas se te quedan viendo con lástima innecesaria y te sueltan comentarios mal disimulados para presionarte a que la próxima vez lleves aunque sea a un amigo feo.

Cuando la invitación me llegó hace dos semanas, imaginaba que al menos UN SOLO sujeto de índole desconocida se me acercara para compartir una pieza de baile. Incluso me esmeré mucho en mi aspecto y en hacer una sonrisa auténtica. Claro, estuve así durante una hora hasta que comenzaron los valses y los labios se me entumieron. Me escapaba a cada rato al jardín porque no aguantaba estar sentada sin que nadie me dirigiera la palabra o las miradas piadosas.

A lo largo de la velada, hubo varios momentos en los que quise echarme a llorar o sacar una metralleta. El primero fue cuando después de intentar atrapar el ramo, una tipa dijo: “No sé ni para qué se forma si esto no se hizo para ella”. No sé porqué me afectó si no tengo prisa por casarme… aunque no dije nada acerca de salir con alguien. Creo que me vi muy desesperada cuando le pelée el bouquet a otras dos chavas.

El segundo, fue cuando comenzaron a bailar los que atraparon el ramo y la liga. Un cuñado de mi hermano se acercó a mi mesa y trató de hacerse el gracioso conmigo a propósito del tema:

“¿Ya ves por no atrapar el ramo? Esa pudiste haber sido tú”
“Sí, pero ya ni modo, no se pudo ser”
dije, haciendo una falsa sonrisa. En realidad, pensaba en la forma de sacarle los ojos y hacer que todo pareciera un accidente. Mugre guasón de mierda.

La fiesta estuvo preciosa, sí, y me carcajee mucho cuando le hicimos el muertito a Franco. Pero no puedo olvidar las cinco horas que me tuve que fletar sentada en la mesa pensando en las tribulaciones típicas de una joven soltera de mi edad. De vez en cuando emulaba una sonrisita pero me hacía sentir tan falsa que me hundía más. Inclusive tomé tequila sin muchas ganas, y para que eso ocurra, debo de estar bien fregada. Hubo cinco minutos en los que bailé junto a un montón de adolescentes desconocidas, pero lo hice tan mal que hasta yo hice cara de WTF?

Al final, mientras guardábamos todo, Franco pasó junto a mí con una caja llena de botellas de tequila sobrantes que llamó poderosamente mi atención.

“Oye, regálame una botella, para la tristeza” comenté. Él sólo se volteó y se rió. Pensó que lo decía a broma, pero yo iba en serio.

Traté de pensar en los breves momentos de diversión mientras volvíamos a casa y escuchaba mi repertorio de canciones. Llegué a casa muy abatida, pero me consoló el hecho de pensar que a lo mejor ser soltera no era tan malo, quién sabe, el destino es caprichoso…

viernes, 24 de junio de 2011

Neurótica Torpeza

Me gusta dejar claro ante todos que soy una persona inteligente pero igual no se nota a simple vista considerando lo propensa que soy a los accidentes o descuidos. Un caso memorable fue cuando me corté un dedo tratando de abrir un envase de yogurt o cuando me resbalé y caí abierta de piernas mientras trapeaba el piso de la cocina. Mas sin embargo, estuve nuevamente de pie un minuto más tarde por miedo a que alguien me viera, ¿a quién demonios se le ocurre hacer eso aparte de mí?

Hay veces en que permanezco semanas sin hacerme una sola herida, pero eso de lastimarme, tropezarme, caerme o golpearme con algo se ha vuelto tan cotidiano que ya por fin admito mi torpeza y trato de lidiar con ello. De hecho, mi mamá se frikea siempre que resulto lastimada y me marea que a cada rato me esté recordando este defecto:

“Ten cuidado con los postes, acuérdate que tienes dos ojos”
“Fíjate por donde caminas y quién viene por delante. No vayas a chocar con algún matón”
“Mastica bien y no bebas tan de prisa porque te puedes ahogar”


Eso último hizo que recordara la vez en que el ex presidente George W. Bush se atragantó con un pretzel, y me carcajeé tan duro al saberlo que me caí de la silla luego de toser fenomenalmente debido al refresco. Hubo una ocasión durante una comida familiar en que mientras tomaba la bebida, me dio un ataque de tos y acabé escupiéndolo todo en la cara de mi cuñada. Fue la mayor vergüenza que pasé con ella, y tardé semanas en atreverme a mirarla de nuevo a los ojos.

Últimamente tengo un bonito repertorio de heridas en mis brazos: las cortadas que me hice con un cristal roto debido a que rompí una ventana cuando la cerré de golpe, los rasguños que me provocó un gato del vecino que me atacó por sorpresa, las quemaduras que me hice el Día de las Madres mientras hacía una tortilla española para el desayuno de mi mamá, otra quemadura de plancha para el cabello porque pisé el cable y me achicharró el pulgar, un par de cortadas con un plato roto que casi me hacen desmayarme por el montón de sangre que derramé, etc…

He llegado a la conclusión de que por mi propio bienestar debo alejarme de la maquinaria pesada y abstenerme de aprender a manejar porque me temo que un día de estos me voy a romper una pata (aunque de hecho me he fracturado un dedo jugando futbol) o acabe decapitada de la forma más absurda. Menudo defectillo con el que nací ¡y que se vuelve peor con la edad! ja ja ja.

viernes, 3 de junio de 2011

Hablemos de Sexo

Uno de los temas calientes que rondan por mi trabajo es el de nuestras vidas sexuales. A mí me fastidia que salga cada mocoso mamón presumiendo de ser un terminator en la cama o peor, que se me arrime con intenciones de tener un acostón nada más porque me ven la cara de soltera seria y solitaria que me cargo, y por ende, piensan que estoy urgida). El caso es que de una forma u otra, todos hacen mención del tema.

"Yo no sé cómo hacerle para venirme" me comentó ayer un tipo re harto feo. De inmediato le hago cara de fuchi para que me deje en paz.
"¿Y por qué me lo dices a mí si yo soy mujer?"
"Necesito que me digas qué tengo que hacer"
"Cónocete a ti mismo para que sepas lo que te gusta, y ya cállate que no quiero hablar de esas cosas"


A las mujeres nos encanta decir que somos unas golosas y esas vulgaridades, además de presumir el hecho de que nuestros embarazos inesperados fueron por una apasionada noche de amor y no el resultado de una metida de pata por la peda del sábado. A mí no me engañan, las que no bajo de tontas es porque de verdad son tontas.

Trato de ser discreta con respecto a eso, pero siempre que me empiezan a fastidiar a propósito del tema, uso un tono lleno de cinismo para dejar claro que no soy tan recatadita como me ven, y que para mí el sexo es algo que no me tomo a la ligera.

"A ti te urge una buena cogida" me dijo María, durante el almuerzo. Así como lo leen. "Ya para que sepas lo que es bueno"
"Yo sé lo que es bueno, que no lo haga diario y con cualquier fulano como tú es otra cosa"
"Ay no es cierto, seguro que ni siquiera sabes lo que es dar una mamada"
"¿Qué tengo en la frente un letrero que dice 'virgen' o qué?"
"¿Y hace cuanto que no lo has hecho?"
me pregunta Wendy.
"A ver... ya voy para cuatro años. Prácticamente soy virgen de nuevo ja ja ja"
"No manches, ya tienes telarañas ahí abajo"
se rió.

Prefiero mantener un perfil equilibrado entre chica decente y chica mala (mi nick de Firey Girl no me ayuda para nada XD). Me gusta llevar una vida tranquila pero con momentos en donde me destapo tanto que ni yo misma me reconozco. Si voy a tener sexo, va a ser cuando yo quiera y con quien quiera, no cuando aparezca el primer prostipirugolfo que me lo ofrezca. Así que, mis repudiados colegas, ¡les presto dinero para una prostituta pero ya no insistan!

sábado, 21 de mayo de 2011

Expo Desarrollo del Emprendedor (II)

En noviembre del año pasado les hablé de la Expo Desarrollo del Emprendedor que la Facultad de Contaduría y Administración organiza cada año y en el que participan varios grupos de estudiantes que presentan sus ideas y ver si tienen madera para poner un negocio. Pues bien, este año se repitió el evento aunque fue especial porque iba a participar Cindy, mi mejor amiga.

Acudí puntualita y llegué justo a tiempo para ver a Cindy hablar con el camarógrafo del noticiero nocturno, presentando sus productos para los pies a base de guamis (Aromac's) cuyas recetas las saqué yo. Mientras ella siguió entreteniéndose con los jueces y algunos asistentes, me piré a ver el resto del lugar. Esta vez me encontré una cocina giratoria, azulejos y adornos hechos con cáscara de nuez, cosas para el hogar impresa con alguna foto de tu elección, sandalias de periódico, revistas y hule semi-crudo, helado "vegetariano" que se me hizo rarísimo porque estaba disponible en cuatro sabores: betabel, lechuga con limón, frijoles y aguacate. Yo probé el de frijoles y aunque no me supo tan mal al principio, no me lo acabé porque me empalagó XD

Para mi sorpresa, me encontré con Belem, una amiga de la secundaria. Ella y sus compañeros promocionaban una guardería para perros donde puedes dejarlo en caso de que tengas que salir de viaje o alguna otra razón mayor. Ahí le brindan un servicio muy completo y profesional, le hacen un makeover (claro, si lo necesita), te elaboran un álbum de recuerdos y hasta cementerio tienen.

"Oye, ¿y de casualidad el terreno no está en un cementerio indio?" le pregunté a Belem "Digo, porque no vaya uno a enterrar a su perro y regrese convertido en un zombie, como en la película". Ella y los chicos se rieron.

Uno de los entrenadores estaba presente y llevaba consigo a dos perros: un cachorro doberman (Rambo) y un bulldog (Fito). Fito se les escapó y lo pepené de la correa. Me estuvo llevando a quién sabe donde y hasta tumbó a un muchacho cuando decidió echarse un sueñecito en la entrada. Nadie quería tocar a Rambo porque echaba mucho escándalo pero yo me atreví a rascarle las orejas porque sé que él estaba nervioso de ver a tanta gente. Y permanecí un buen rato jugando con ellos lol

Otro grupitos de chicas venían promocionando servicio de "chacha express" ya que si te surgía algún desastre doméstico que debía ser solucionado de inmediato bastaba una llamada y ellas te hacían el trabajo. Creo que se llamaban Super Maids o algo así.

"Chale, ya le quitaron el trabajo a Robotina" comenté. Ellas se rieron y después de explicar sus serviciosc con video incluido, añadí: "¿No son las hijas perdidas de Martha Stewart, o si?" y de nuevo se rieron.
"No, sólo somos unas modestas sirvientas tratando de ganarse el pan" dijo una. Nadie entendió su chiste, pero bueno...

También estaba otra amiga de la secu, Saraí, y ella promocionaba un servicio para organizar fiestas infantiles. La verdad no pudo estar más acertada porque siempre ha sido muy alegre, sonriente y creativa. Ya después hicieron una presentación pero me tuve que ir porque tenía otros pendientes.

Hasta ahora recibí la visita de Cindy reportándome las novedades y entregándome las fotos (están en mi página de Facebook). Me dijo que ganaron unos weyes que dizque inventaron un impermeabilizante hecho con llanta molida, los de la cocina giratoria y los que ponían tu cara en un cojín. Me decepcioné cañón.

"Chale, esos fueron los que menos me interesaron" rezongué.
"Yo pensé que al menos le darían crédito a la idea de Belem" dijo Cindy, obviamente molesta.
"Igual yo, a mí se me hace que hubo 'mordida' aquí"
"Ya estaba arreglado desde el principio. Así pasa"


Pues bueno, ya no hay nada que hacer al respecto. Igual me divertí y me quedaron muy buenos recuerdos. Pienso volver a asistir pero eso ya será hasta noviembre.

jueves, 28 de abril de 2011

¡Quieeero Que Me Quieraaas...!

Anoche me sucedió la cosa más rara de lo que va en el año, y vaya que no me lo esperaba.

Mi mamá había salido a dar la vuelta por ahí con una amiga y yo me quedé solita en casa tratando de escribir algo para mi hermana Vero, pero entonces escuché que alguien cantaba afuera y me asomé. Eran cuatro fulanos que cantaban "Quiero que me Quieras" (de la pelicula Rudo y Cursi), y uno de ellos vive cerca de por aquí, pero no me acuerdo como se llama. A leguas se notaba que venian borrachísimos, llevaban flores, lámparas, guitarra y aros fosforecentes (?). Los vecinos comenzaron a gritarles que se callaran pero yo los escuché hasta el final, y aunque les aplaudí, no me inspiraron confianza.

Cuando vi que abrían el barandal y se metían al patio, fui corriendo por un cuchillo a la cocina y se acerqué a la puerta.

"¿Qué quieres?" pregunté yo "Cantas pésimo y apestas a muerto"
"Como eres gacha, ya ni te acuerdas de mí..."
"No, ¿quien eres?"
"Raúl"
"¿Raúl qué?
"¡Pues Raúl, mensa!


Pensaba que se trataba de Raúl López Wong, un chavo de la secundaria que estaba buenón pero que me caía muy mal porque siempre me hacía quedar en ridículo frente a todos, y a veces le pellizcaba las nalgas cuando todos nos amontonábamos para salir XD

No le permití entrar, pero sí les pasé un poco de frijoles caldosos con chorizo por la ventanilla de la sala. Ahí estaban los cuatro comiendo en el suelo del porche cuando el tal Raúl comenzó a hacerme la plática y me cayó bien porque me hizo reír mucho con sus elocuencias. También me dijo algunas cosas sin sentido pero yo lo atribuí a la peda que traían encima.

"¿Ya no hay más frijolitos, seño?" me preguntó un güero oxigenado.
"¿Cómo que seño? ¡No! Ya no hay más"
"¿Tons qué, Adry? ¿Si quieres ser mi novia?" dijo Raúl, y yo me reí en su cara.
"Yo no soy Adry"
"Me dijeron que aquí vivía Adry"


A menudo confunden mi nombre con "Adry" o "Gaby", así que de inmediato saqué mis conclusiones. La única persona con alguno de esos nombres era...

"¿Buscas a Adriana Quiñones?"
"Sí"
"¡Es la casa de la otra cuadra, wey!"


Les eché agua y los corrí de ahí antes de que mi jefa volviera.

"¡Pinches desorientados!" les grité, antes de cerrar todo. En serio que los ebrios nunca dejan de sorprenderme.

jueves, 14 de abril de 2011

Noches de Perros

Una de las cosas que me gustan de ser escritora es que se me permite no tener un ritmo de vida, y resulta práctico desvelarse un poco cuando tienes algo que terminar en determinada cantidad de tiempo o una lluvia de ideas.

Por lo general me acuesto poco después de la 1 a.m. (los sábados me desvelo hasta las 3 a.m.) y me levanto a las nueve diariamente. Si por mí fuera me desvelaría más, pero carezco de privacidad en mi habitación, y si dejo la luz encendida, mi mamá no puede dormir y acaba echándome la bronca.

Pero en esta última semana, no he podido dormir a causa del pinche escándalo que arman los perros de mi vecino Enoc. Él es carpintero, vive solo y es el dueño de seis perros (uno más feo y sarnoso que el otro) y éstos aumentan casi cada seis meses. Se me acercan cuando voy por la calle y casi se me echan encima, aunque me mantengo tranquila para que me dejen en paz. Si algún incauto en bicicleta cruza la avenida, los canes le persiguen en conjunto hasta la siguiente cuadra. Por las noches uno o dos se quedan afuera y empiezan a ladrar toda la noche. No comprendo porqué, si las calles están vacías y hasta se me hace raro que no les haya dado laringitis de tanto ruidajo que hacen.

"Tiene que hacer algo con ellos" le dijo mi mamá al vecino "Esos perros no dejan dormir por la noche"
"Um... pues voy a tener que hablar con ellos muy seriamente" repuso Enoc, todo sarcástico.

Yo soluciono el problema tapándome los oídos, pero mi mamá es más necia y ella se convierte en un dolor de cabeza porque se queja sin cesar y me mantiene despierta. Si me atrevo a ignorarla, sólo agrando el problema.

Hoy por la mañana, mi ma' estaba bien cabreada porque Enoc la ignoró nuevamente y ya estaba desesperada por llegar a una solución.

"Yo que usted, haría con ellos lo que los narcos hacen con los cantantes" sugerí, de forma muy natural.
"Ay no, yo sí le temo a Dios" y siguió con un choro religioso que ni pelé.
"No me refería a llenarlos de plomo, sino algo más sutil"

Okey, es una crueldad hacia los animales pero no se me ocurre una solución más práctica. En estos momentos prefiero utilizar la mente para mis escritos que para estar ideando planes maquiavélicos contra un vecino que no cree en la castración XP

miércoles, 23 de marzo de 2011

Señorita Malamadre

Todos sabemos lo que son las “malas palabras”. A diferencia de la mayoría de las reglas del vocabulario, aprendemos las maldiciones y su uso sin necesidad de algún estudio o lecciones de salón. Incluso los niños pequeños saben cuáles palabras son “sucias” aún cuando no siempre saben qué significan exactamente.

Pero las malarazones no son tan simples como se ven. Son paradójicas: decirlas es un tabú en casi todas las culturas, pero en vez de evitarlas como la mayoría de los tabúes, la gente las usa. Muchos asocian estas palabras con el hecho de estar enojados o frustrados, pero muchos maldecimos por diversas razones y en una amplia variedad de situaciones además de tener múltiples propósitos en las interacciones sociales (unos las usan para bromear y otros para insultar). No sólo eso, se dice que el cerebro maneja de forma distinta las “malas palabras” que las "buenas".

La mayoría de los idiomas también tienen una jerarquía para el uso de las maldiciones: algunas son medio ofensivas, mientras que otras son innombrables. También ven este defecto como algo más aceptado para los hombres que para las mujeres. Yo sé que se oye sexista, pero se ha visto que las mujeres que maldicen violan más tabúes sociales que los hombres que hacen lo mismo. También la sociedad juzga con más dureza a una chica que a un chico por el uso de obscenidades.

No puedo enumerar las veces en que he sido repudiada por mi delirante familia por soltar algunas expresiones que no son “correctas”. Es verdad que una mujer malhablada no es algo lindo de ver, pero hay veces en que se justifica que una chica lo haga. No es que esté a favor de hablar como microbusero todo el tiempo, pero opino que maldecir es una forma de expresar cuán fantástico es un punto. ¿O qué? ¿Me van a negar que cuando oyen que alguien dice “Esto está bien chingón” no les impresiona?

Eso sí, cuando se te ocurre intimidar a alguien usando malas palabras, puede que el sorprendido acabes siendo tú si ese alguien resulta ser más fregón para insultar XDDD

Según escuché por ahí, hablar sucio (aunque sea a solas) ayuda a aliviar el estrés. Me he fijado que un hombre, por muy recto que se vea, no está exento de usar “el vocabulario prohibido” (jamás voy a olvidar el día en que escuché a mi dulcísimo ex novio decir una palabrota). Es algo que se hace por instinto más que por el hecho de hacerse gallitos.

Me da risa cuando oigo a mis tías decir esas fregaderas porque mi mamá se la pasa muele y muele con que ellas son muy persignadas. También es curioso que dejen las palabrotas a medias:

"Eres un pen..."
"...che Aby..."
"Hijo de tu p... madre"


Si ya la tienen en la punta de la lengua, ¿para qué contenerse? Digo yo.

Intento no hacer excesivo uso de estas palabras y me aguanto cuando llegan visitas o familiares. Aunque no creo que nadie se vaya a morir si se me escapa alguna "malhabladuría" mientras alguien me despierta a las seis de la mañana por alguna trivialidad o me colman la paciencia. Si se preguntan “¿con esa boca besas a tu mamá?” Pues no, porque básicamente no beso a mi mamá :P

jueves, 17 de marzo de 2011

La Ciencia es Divertida

Antes de decidirme por la escritura tuve un fuerte interés por la ciencia. Desde los 12 años, mi hermano siempre me regalaba cosas de científicos: microscopios, equipos de disección, un telescopio (que nunca supe utilizar) y químicos de repuesto pero en cantidades mínimas.

Cuando ya estuve en secundaria, seguía luciéndome con los tubos de ensayo y esperaba con ansias los días en que el maestro se atrevía a llevarnos al laboratorio. Era padrísimo llevar todo eso a grandes niveles: aprendí a encender un foco sin necesidad de conectarlo, recibí un susto al ver la reacción del sodio con un poco de agua y también construí un filtro de agua.

De haber seguido así, a estas alturas del partido estaría estudiando Química, ¡pero no! Cuando empezamos a estudiar las nomenclaturas, se me hizo maraña en la cabeza y me olvidé de la idea. Aunque de vez en cuando sigue saliendo a flote mi lado Jekyll...

Como por ejemplo, el día en que elaboré junto con mi amigo Vaquera una bomba de humo casera.

Alejandro Vaquera era un amigo que tuve en la prepa, y que tenía fama de desmadroso. Por supuesto, juntarme con él ejerció gran influencia sobre mi porque me sentía atraída por su modo excéntrico de ser. Su papá regentaba una armería-ferretería. Una vez, Alejandro me pidió que trajera azúcar. Yo pensaba que era para hacer un perfume casero que él fabricaba y el cual yo ambicionaba, pero su plan era completamente distinto. Al otro día, se apareció con un tubo de cartón, una bolsa de polvo blanco (nitrato de potasio), otra de pólvora y un carrete de hilo grueso.

"Vamos a hacer una bomba..." me dijo durante el receso, metidos en el laboratorio a escondidas.
"No manches, ¿a poco vas a volar la escuela?" pregunté yo.
"Nah, todavía no. Esto es para una bomba de humo como de tres kilos, ¿le entras o no?"
"¿Y si nos agarran en la movida?"
"Pos tú sabes, si quieres me divierto yo solo"


Terminé haciéndome su cómplice y aparte invitamos a otros dos chavos para que nos echaran la mano. No sabía ni en lo que me estaba metiendo, pero por mensa no me quise salir de ahí. Apenas nos alcanzó el tiempo para elaborar la bomba, pero no para utilizarla, así que tuvimos que esperar. Vaquera la escondió en la bodega para que así no lo pescaran con el arma del delito.

Pasaron tres días y nadie tocó el tema. Como Vaquera estudiaba en otro salón, no coincidíamos entre clases pero me dijo que me pusiera buza... y una mañana durante la clase de Nociones del Derecho, vi que un montón de chavos salían corriendo de la sala de audiovisual y mis compañeros se asomaron a ver qué onda. Pensaron que se estaba quemando por la cantidad de humo que salía, pero luego vi que Vaquera andaba por ahí. En el recreo lo interrogué:

"Fuiste tú, ¿verdad?" y como él sólo se reía, lo tomé como un sí "Como eres feo... no me esperaste..."
"Pues primero andabas con que no querías, y ahora me reclamas, ¿quién te entiende, mujer?"


Me contó que la razón por la que se le ocurrió encender la bomba en ese lugar tan oscuro fue porque estaban viendo la película "Cielo de Octubre" y pensó que plagar todo de humo le daría un toque más dramático a la clase. Encendió la cochinada esa en su mochila y lo dejó rodar por las escaleras sin que nadie lo mirara. Me late que sí lo agarraron porque no lo vi durante tres días, aunque nunca me dijo porqué.

Pero el caso es que sigo pensando que la ciencia es divertida si la miras por el lado positivo, je...

viernes, 11 de marzo de 2011

Cosas Que No Deberías Hacer en Twitter



Ya todos sabemos que Twitter se ha convertido en la fuente más rápida para esparcir noticias por el internet. Si eres lo bastante inteligente y usas Twitter de la manera adecuada, entonces puedes beneficiarte mucho.

Así que para ayudarles un poco, les traigo una lista de las diez cosas que no deberían hacer jamás con sus cuentas de Twitter:

1) Si vas a salir por un periodo indefinido de tiempo, no lo digas por Twitter porque es como invitar a cualquiera a que se meta en tu terreno desprotegido.
2) No twittees con links que brinden una y otra vez la misma información, por razones obvias.
3) No agregues seguidores a tu lista nomás porque sí (pobre Memo, lo presioné para que me agregara a sus “seguidores” cuando ya tiene más de 600).
4) No abuses de los textos que se usan en los celulares, ser creativo en pocas palabras no es lo mismo que limitarse a usar acrónimos y siglas.
5) No cometas el hábito de twittear cada detalle de tu vida personal. Es molesto e innecesario (conozco a alguien que hace eso y pone de todo, desde lo que está desayunando hasta el hecho de que le toca cita con el ginecólogo :P)
6) Es casi seguro que encuentres en Twitter a gente que no te agrade o no esté de acuerdo contigo. Evítate los flamazos que esto no es una hoguera y sé cortés, así evitarás que se sigan metiendo contigo… o que tú mismo te conviertas en un abusón.
7) No divulgues cosas del trabajo (sobretodo si son negativas) porque eso equivale a echarte la soga al cuello con tu jefe o tus colegas.
8) No les envíes mensajes directos a todos solicitando que te compren un producto.
9) Muchos empleadores checan Twitter antes de contratar a algún individuo, por lo tanto, cuidado con las fotos demasiado reveladoras o irreverentes. Usa el sentido común.
10) Twittea de forma regular y conviértelo en una rutina. No dejes de hacerlo por varios días o la gente podría olvidarse de ti.

Y ahí tienen la regla de etiqueta que según yo deberíamos saber todos. En mi opinión personal, no pongo la gran cosa en mi cuenta de Twitter, pero si quieren seguirme ahí, mi cuenta es FireyGirl10 ¡Usen Twitter con prudencia y vencerán!

viernes, 4 de marzo de 2011

60 Datos Interesantes Sobre Los Hombres


Debo admitir que en mis últimos posts le eché mucha carrilla a mis compañeras féminas. Pero hoy, quise aligerar un poco las cosas y dejar bien claras algunas cositas sobre los hombres que seguro interesatán a más de una.

1.- A los hombres les gusta cocinar siempre y cuando esté presente el peligro.
2.- Los hombres que se han perforado las orejas están mejor preparados para el matrimonio. Eso es porque han experimentado el sufrimiento y comprado joyería.
3.- Si le compras a tu novio o marido una videocámara, asegúrate de ponerle el seguro a la puerta cuando vayas al baño. Nunca sabes qué podría estar pasando por su mente perversa.
4.- Ten cuidado de los hombres que sean ricos y calvos; la arrogancia de ser “ricos” cancela el concepto de estar pelones.
5.- Casarse con un hombre divorciado es ecológicamente responsable. En un mundo donde hay más mujeres que hombres, esto equivale al reciclado.
6.- Los hombres son muy confiados. Mi ex era tan seguro de sí mismo que cuando él miraba deportes en la televisión, creía que si se concentraba lo bastante, podía ayudar a su equipo a ganar. Imaginen cómo se ponía cuando éstos se metían en algún lío.
7.- Si es atención lo que quieres, no te involucres con un hombre durante la temporada de play-off.
8.- A los hombres les encantan los teléfonos con muchos botoncitos. Les hace sentirse importantes.
9.- Ellos prefieren ser los primeros en leer el periódico por la mañana. No hacerlo es como desbancarlos de su lugar.
10.- Todos los hombres, por muy refinados que sean, se ven bien nerdos en calcetines negros y sandalias.
11.- La forma en que un hombre se ve a sí mismo en el espejo te dirá si de alguna forma puede llegar a preocuparse por alguien más.
12.- No intentes enseñarles a hacer algo en público. Pueden aprenderlo en privado; enfrente de todos ellos TIENEN que saber.
13.- Los hombres que se están quedando calvos a menudo usan gorras de béisbol.
14.- Todos ellos le tienen miedo a los rizadores de pestañas. A veces yo duermo con uno debajo de la almohada en vez de mi navaja.
15.- Un buen lugar para conocer hombres es en la tintorería. Estos especímenes usualmente tienen trabajo y se bañan a diario (especialmente si mandaron limpiar un traje).
16.- A ellos les encantan los relojes con funciones múltiples. Cuando no tienen nada mejor que hacer con su tiempo, hacen con ellos de todo excepto ver la hora.
17.- A todos los hombres les choca oír la frase “tenemos que hablar”. No importa cuál sea el tema, esas palabras le infunden un terror inmenso hasta a un general del ejército.
18.- Los chicos son sensibles de una forma extraña. Si llegan a preparar una fogata y el último tronco no se quema, se lo tomará personalmente.
19.- Los hombres son lo bastante valientes para ir a la guerra, pero no lo bastante para depilarse con cera en el área del bikini. Me consta que es así.
20.- Si les hablas bien a los hombres, ellos de inmediato creen que les gustas. ¡Ya quisieran!
21.- A los hombres no les da celulitis. Eso sí que es algo que cualquier mujer les envidiaría.
22.- Los hombres que son deportistas tienen permitido llorar porque el deporte en sí les hace verse rudos.
23.- Los hombres tienen temperaturas corporales más altos que las mujeres. Si se te descompone el calentador durante el invierno, recomiendo recostarte junto a un chico. Ellos son calentadores que caminan… y roncan.
24.- Las mujeres se toman su vestimenta más en serio que los hombres. Nunca he visto que uno vaya a una fiesta y diga “Oh rayos, qué oso. Por ahí está un tipo que lleva la misma camisa que yo”.
25.- A la mayoría de los hombres les choca ir de compras. Es por esto que el departamento de caballeros usualmente se encuentra en el primer piso, muy cerca de la puerta.
26.- Si un hombre prepara la cena para ti y le ensalada contiene tres o más tipos de lechuga o verduras, va en serio contigo.
27.- Los hombres prácticamente son dueños de los equipos de basquetbol. Cada año, las porristas tienen los uniformes más ceñidos y cortos, mientras que los jugadores obtienen shorts más largos y modositos.
28.- Los hombres no suelen ser encantadores todo el tiempo. Incluso Cary Grant admitió que a él le gustaría ser Cary Grant (si no saben quien es él, ¡sacrilegio!).
29.- Cuando se juntan cuatro o más hombres, hablan de deportes, cómics o sus hazañas.
30.- Ningún hombre que aparezca en un comercial de cerveza tiene una panza chelera.
31.- Los hombres son menos sentimentales que las mujeres. Ninguno de ellos ha visto la película "Tal Como Éramos", o al menos no de forma voluntaria.
32.- Cuando un hombre se ríe escuetamente o hace una sonrisa pretenciosa siempre que le dices una broma, es porque no le hizo gracia o se ofendió y sólo está siendo cortés.
33.- Si un hombre te dice "Te llamaré", y no lo hace, no se le olvidó ni se le perdió tu número... tampoco se murió. Simplemente no quiso llamarte.
34.- Los hombres que comen lo que sea y no suben de peso, deben de estarlo haciendo a escondidas de las mujeres.
35.- Librarse de un hombre sin herir su masculinidad es un caos. "Lárgate" y "No quiero volver a verte nunca" pueden sonar a desafío. Si de verdad te lo quieres sacar de encima, sugiero que le digas "Te amo... me quiero casar contigo... quiero ser la madre de tus hijos." Verás que no vuelves a saber de ellos.
36.- Los hombres aceptan los cumplidos mejor que las mujeres. Porque si les dices que se ven bien, ellos lo aceptan. Pero si le dices a una mujer que se ve bien, ella dudará y tardará en darse cuenta de que en verdad se ve guapa.
37.- Ser comprador compulsivo no es varonil. Rara vez verás a tu hombre llamar al canal de los infomerciales.
38.- Los hombres que escuchan música clásica tienden a no escupir.
39.- Sólo los hombres que han usado un traje de ski entienden qué complicado es para una mujer ir al baño cuando está usando un overol.
40.- A diferencia de las mujeres, los hombres no sienten la necesidad de casarse pronto porque su ropa de abotonan y cierran por delante. Mientras que los vestidos femeninos se cierran por detrás y necesitamos a un hombre que nos ayude a vestirnos pero que también nos satisfagan emocional y sexualmente.
41.- La razón por la que los hombres tienen una autoestima alta es porque crecieron identificándose con los superhéroes de los cómica. Y si las mujeres tenemos la autoestima baja es porque crecemos intentando identificarnos con Barbie >:P
42.- Cuando una mujer se prueba alguna prenda de su clóset y ésta le queda apretada, ella asumirá que ha subido de peso. Cuando un hombre se prueba una ropa suya y le queda ceñida, asumirá que sus prendas se encogieron.
43.-La andropausia es más divertida que la menopausia. Con la menopausia femenina engordas y te dan bochornos, PERO con la andropausia llegas a ver a un cuarentón ligando jovencitas y conduciendo motocicletas XD
44.- Cuando un hombre te dice que no te entiende, es porque ha descubierto que tú no piensas como él.
45.- Puede ser que a los hombres les guste coquetear por ahí, pero generalmente a la hora de irse a acostar piensan en la mujer que de verdad les importa.
46.- Los hombres desean hablarte de cosas valiosas con más frecuencia de la que imaginas. Lo que pasa es que carecen de las agallas para hacerlo, y la única forma de agarrar coraje ¡es poniéndose pedos!
47.- Cuando llegas hasta el corazón de un hombre, no hay forma de que te puedas echar para atrás.
48.- A ellos les enloquece que les toques las manos. Me daba risa ver la cara que ponía mi amigo Antonio cuando de repente yo le cogía la mano.
49.- Cuando les dices "no", ellos lo interpretan como "vuélvelo a intentar mañana".
50.- El hombre común adora a su madre. Si te pilla hablando mal de ella, hazte a la idea de figurar en su lista negra. Y si eres parecida a su progenitora, ¡ya la hiciste!
51.- A los hombres les atraería más la monogamia si no sonara tanto a monotonía.
52.- Ten cuidado. Ellos tienen más habilidad que nosotras a la hora del chismorreo. Pueden hacer que una bagatela se extienda a una velocidad impresionante.
53.- Un hombre puede llegar a admirar a una chica que les agrade indiferentemente de si es bonita o no.
54.- Si algún chico te cuenta sus problemas, es porque necesita que alguien lo escuche. No es obligatorio que le dés algún consejo.
55.- Seguro esta ya se la sabían, pero cuando un hombre te fastidia es porque le atraes.
56.- Cuando un hombre te compra un regalo, lo hace bajo la creencia de que te gustará. Desafortunadamente, no le atinan la mayoría de las veces. (Por fortuna a mí no me ha ocurrido eso).
57.- Las fantasías varoniles son ilimitadas.
58.- Los hombres tienen la pasión necesaria para cambiar, pero carecen de fuerza de voluntad para hacerlo.
59.- A los chicos no les agradan las mujeres que pegan más duro que ellos.
60.- Puedes notar que un hombre tiene buenas intenciones si lo llegas a ver rezando.


Sé que muchas mujeres estarán de acuerdo con varios puntos que mencioné, pero el hecho de que sean ellos quien se la crean es harina de otro costal. Me habría encantado seguirlos dejando en evidencia, pero deben comprender que el resto de los misterios masculinos es algo que ustedes deberán aprender por cuenta propia. Algo que tenemos en común con ellos es que nunca nos deja de asombrar el sexo contrario.

lunes, 14 de febrero de 2011

Celestina vs Cupido



14 de Febrero es una de mis fechas preferidas... para hacer bromas mientras me saboreo los chocolates que me caen por parte de mis amigas o el vecino de al lado.

Cuando era chavita era taaan ñoña que yo misma le llevaba almuerzo a mi novio, me tardaba horas en elegir un chocolate para él y siempre esperaba unas flores que nunca me iban a llegar. Luego de cortar con mi último novio, me dediqué a realizarles bromas a los enamorados, pero este año se me escondieron todos y no supe qué hacer... hasta que el sábado recibí visita de Eric, un vecino que tiene fama de "hacedor de hijos".

Eric me pidió que le ayudara a elegir un buen regalo para su novia y tras una serie de preguntas, le sugerí que comprara guantes porque ella se queja de que siempre tiene las manos heladas. Pero como él se puso en huevón mode no quiso ir conmigo a buscarle unos.

"¿Cómo quieres regalarle algo si hasta te da flojera ir a las tiendas?"
"Esas son cosas de niñas y de maricones, mejor ve tú"
"¿Por qué yo?"
"Porque eres vieja"


Como ni siquiera me dijo "por favor", decidí que él sería mi objetivo de este año. Con la plata que me dio le compré a la chica en cuestión un lindo par de guantes negros con una correa por donde va la muñeca. Me quedó bastante dinero y mientras me iba a formar en la caja, vi que las tangas estaban de oferta. Entonces se me ocurrió comprar dos pares que se vieran atrevidísimos... y le pedí a la dependienta que los envolviera junto con los guantes. Me miró raro pero creo que fue por la sonrisa que se formaba en mis labios.

Por la tarde, Eric me llamó para ver si ya tenía listo el regalo. Le dije que sí, pero luego agregué que sería mejor si le escribiera una cartita junto con el paquete. De nuevo, me dejó a mí el trabajo porque dice que soy muy elocuente con las palabras. Pensé y pensé largo rato, hasta que por fin redacté:

"Elegí este regalo porque me di cuenta de que no usas nada de esto cuando salimos por las noches. Me parecieron prácticos y fáciles de quitar. Son de un color muy bonito. La dueña de la tienda donde los compré me enseñó el par que ella había estado usando en las últimas tres semanas, y no se notaba que estuviesen manchados. Le pedí que se probara los tuyos para ver qué tal estaban y he de señalar que se le veían estupendos.

Desearía estar ahí para ponértelos por primera vez; sin duda, otras manos entrarán en contacto con ellas antes de que yo te vea de nuevo. Serás la sensación de todos tus conocidos. Piensa en las miles de veces que te voy a besar en el futuro si los usas. Espero que los modeles para mí este sábado por la noche

Con amor,

Eric"


Con todo esto, le di el paquete y la carta a Eric ayer por la noche. No he recibido llamada esta mañana con alguna queja, así que he de suponer que le fue bien a los dos... o que todavía no explota la bomba. ¿Así o más tremenda?

Acabo de recibir un modesto ramillete de claveles que dejaron en la puerta de mi casa, pero desconozco quién las mandó. Quien haya sido, agradezco el detalle.

Feliz Día de San Valentín, cursis.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Febrero Loco

En un dos por tres llegó el mes de febrero y ayer por la noche reportaron en las noticias que se venía una corriente de frío. Como en estos días había hecho buen clima y nunca tomo en serio los reportes metereológicos, pensé que estaban exagerando las cosas.

Esta mañana comenzó a hacer fresco pero eso no me detuvo de salir a devolver unos libros a la biblioteca. Cuando salí, casi me tumbó un ventarrón helado que me hizo salir corriendo para regresar a mi casita a calentarme un poco. ¡Dios! Hasta apenas ahora entiendo porqué le dicen "Febrero Loco" a este mes.

Todo el camino de vuelta estuve haciendo mucho esfuerzo para no decaer, pues soy alérgica al frio. No llevaba el abrigo necesario para esta clase de temperaturas y mis manos se pusieron rojas y medio inflamadas. Vi a una rarámuri con sus niños vistiendo ropa veraniega y sentí pena. En serio que los indigentes deben de estarla pasando fatal con tan bajas temperaturas... lo digo literalmente porque a menudo amanecen muertos en las calles por hipotermia.

Cuando llegué a casa, estaba acatarrada, con los dientes temblando por cuenta propia y apenas podía moverme. Me recosté y tomé una infusión de canela pero no me duró mucho el gusto porque dentro también está helado. Apenas hoy veo de nuevo el noticiero y dijeron que mañana se esperaba más frío, y para colmo, también lluvia... ¡Me lleva!

viernes, 28 de enero de 2011

Cómo Cortar Con Una Psicópata y Salir Ileso


Hoy mientras picaba una cebolla con tremendo cuchillote me acordé de una conversación pasada que había tenido con Antonio en la que él me pedía consejo para librarse de una chica que lo acosaba día y noche. Usé mi sabiduría de mujer para ayudarlo. Entonces me dije “¿y si prodigo mis consejos en mi blog?” ¡Idea!

El hombre promedio saldrá con al menos una mujer psicótica a lo largo de su vida, y muchos de esos hombres se irán a la tumba aún mortificándose por el sólo recuerdo. Rabietas, espionaje, juegos de poder, chantaje emocional; todas esas son las características de una verdadera atracción “fatal”. Si eres de esos hombres que ya no sabe ni cómo salir de la peor relación de su vida, tranquilo, no estás solo, es sabio zafarse mientras aún conserves la cordura y todas tus extremidades.

PASO 1: Recoge tus cosas antes de cortar.
En caso de que vivas con ella o le hayas prestado algo, sería bueno que recuperaras todas tus propiedades antes de darle la mala nueva. Si te saltas esto, es muy probable que nunca más vuelvas a ver la camiseta de la universidad que con cariño te firmaron tus amigos o que tengas que saltar sobre cocodrilos para recuperarla. Los “cocodrilos” podría tratarse de una cena con ella, o peor. Así que ve recogiendo todo de forma sutil semanas antes de que le digas “adiosín”, empezando por lo de más valor. Si te atrapan en la movida, considérate frito.

PASO 2: Devuélvele sus pertenencias el día de la ruptura.
Junta en una bolsa o caja todo lo que ella te prestó o que se te haya quedado en tu depa: ropa, maquillaje, CDs, etc; asegúrate de que no falte nada y dáselo el mero día en que la cortes. Si no, ella tendrá excusas de sobra para presentarse en tu casa cuando menos la esperes, lo cual sólo te traería estrés innecesario. Eso sí, mejor abstente de devolverle los regalos que te hizo porque aunque no lo creas, sólo le estarás dando nuevas formas de amolarte. Si no los quieres, dáselos a alguien más o de plano, tíralos.

PASO 3: Cambia tus contraseñas y perfiles.
Es por tu seguridad. Nunca se podría saber si ella descubrió las contraseñas de tu correo electrónico, redes sociales y el correo de voz. Hazlo antes de mandarla a la fregada para que así no se desquite con tus gadgets en cuanto vuelva a su casa. Ah si, y no se te olvide cambiar tu estatus a “soltero” y eliminarla definitivamente de tus listas donde la tengas añadidas o te acosará. Si tienes añadidas a sus amigas, tendrás que andar con cuidado. Si te acosa por teléfono, seguro querrás cambiarlo pero mejor dale por su lado porque es demasiado lío que sólo se emplea en casos muy extremos.

PASO 4: Evítate las despedidas físicas o afectuosas.
Es de esperar que ella te pida un abrazo de despedida o un beso. Si lo permites, le harás pensar dos cosas: 1) Que aún la encuentras sexualmente atractiva (aunque sea verdad, ni se lo menciones); y 2) Que si persevera lo suficiente, te podrá recuperar. Así que, cuando termines con una psicópata, es crucial que no pases de esa línea. Tampoco es cosa de que seas cruel, pero evítate esa clase de adioses a toda costa.

PASO 5: Haz público tu rompimiento.
Algunos hombres son reservados y mantienen esas cosas en secreto, incluso entre amigos. Aunque no es cosa de que reveles con detalle la historia, recomiendo ampliamente que les informes a tus conocidos más comunes y a los familiares que ella conoció acerca de su reciente separación. Si no, correrás el riesgo de que la psicópata intente usarlos como “puertas traseras” en tu vida. Con que se los comentes y les digas que no necesitan procurarla más basta. Si ella es de las que se presentaban en tu oficina, hazle saber a la recepcionista que tu ex ya no es bienvenida en el edificio. Si vives en un edificio de apartamentos o una comunidad privada, dile también a seguridad que no le permita el acceso.

PASO 6: Cambia tu rutina.
Una buena psicópata se tendrá memorizada tu rutina mejor que tú. Ella sabe cómo llegas al trabajo, a qué hora sales a comer, a qué hora llegas a casa, y qué es lo que planeas para mañana. En resumen; te acosa. Si ella te quiere de vuelta, puedes estar seguro de que empezarás a topártela “casualmente” con una frecuencia alarmante. Evítate la paranoia cambiando tu agenda tanto como te sea posible, aún si para ello tienes que salir más temprano de casa o perderte unos cuantos minutos del almuerzo. Quién sabe, a lo mejor y este cambio de aires te beneficie en algo. Sería bueno que buscaras un lugar diferente para estacionarte tanto en casa como en el trabajo, para que le cueste más encontrar tu coche y que así no pueda dañarlo. Si eres asiduo a la “Hora Feliz”, vas a tener que buscarte otro bar o abstenerte por una temporada.

Prepara tu camisa de fuerza…

Si estás en una relación con una mujer que exprese comportamiento psicótico, es hora de que ésta llegue a su fin. Si no estás seguro de que ella sea ese tipo de persona, el mero hecho de que te lo preguntes es una señal de que algo no anda bien con tu novia. Hay muchas mujeres más equilibradas por ahí que esperan a que un buen hombre las conquiste. Líbrate de la arpía ésa y reúnete con el amor de tu vida. ¡Suerte!

martes, 25 de enero de 2011

Un Instante En Nueva York

¿Recuerdan que el año pasado les hablé de mi prima Lucy y los detalles de su boda? Pues bien, ya está por cumplir el año de casada y anoche me llamó para ponerme al corriente con los detalles de su matrimonio. Todo bien hasta que divagamos en la vez en que nos fuimos de mochilazo a Nueva York hace 6 años...

Eran finales de mayo y yo me encontraba de vacaciones en la casa de mi tía Mafe (que vive en EUA). Aquella mañana yo estaba sola mientras los demás se encontraban fuera haciendo las compras. En un dos por tres, Lucy entró y me dijo:

“Oye, vámonos a Nueva York, pero rápido que Destiny ya está aquí” y me quitó el libro que estaba leyendo.
"¿Qué? ¡No! Tengo que pedirle permiso a mi mamá”
"Ay, no seas bebé y vámonos"

Por la prisa no me dio chance de empacar suficiente ropa o de agarrar la cámara. Fui por una bolsa plástica y metí puños al azar de ropa. Tardamos mucho en llegar porque fuimos en carretera, aproximadamente llegamos al mediodía del día siguiente.

Me quedé fascinada con los edificios porque eran altísimos y me mareaba de sólo verlos. Desafortunadamente no disfruté de Las Torres Gemelas (que ya no existían en aquel entonces), ni de la Estatua de la Libertad porque no teníamos dinero para el bote. Nos hospedamos en un hotel más o menos, y lo primero que hice fue llamar a mi mamá. Obviamente, ella se enfureció y dijo que era una inconsciente, que no pensaba en ella, que ya no era una niña y bla bla bla... Pero bueno, ya que estábamos ahí tenía que disfrutar mientras pudiera.

Lucy y Destiny me llevaron a las boutiques, que cuentan con ropa de lo más glamorosa (y cara). Me daba harta envidia que yo apernas tuviera 30 dólares (360 pesos aprox.) mientras que mi primita llevaba ¡más de trescientos encima! Joder, no me pude conseguir nada decente porque hasta los souvenirs son costosos. Por fortuna, Lucy estaba pagando la comida y el hotel porque si no, estaría en la calle. Lo malo es que me tuvieron ayudándoles a cargar sus compras...mmmm, se me hace que para eso querían que yo fuera con ellas.

Lo más increíble fue cuando entramos al edificio del Empire State para ver la ciudad desde el piso 86 (cobran aprox 18 dólares, y 25 si quieres subir hasta el piso 102). Olvidé por un rato mi aversión a las alturas porque todo era precioso, impresionante e incluso mágico... hasta que uno de los putos turistas dijo que exactamente en este piso se habían suicidado varias personas... la más famosa fue Evelyn McHale, cuyo cuerpo quedó intacto a pesar de haber caido desde tan alto. La historia me dio escalofríos porque ella se llamaba igual que yo. Cuando llegué a la casa, me arrepentí de no haberme lanzado yo también :P

Esa misma noche, Lucy me dijo que yo elegía lo que haríamos para el día siguiente. Como yo tengo gusto por los pequeños placeres de la vida, las obligué a levantarse temprano (de cualquier forma no podia dormir bien en una cama ajena) para ir a comprar baguels con jamón y queso crema recién hechos, y café de Starbucks para desayunarnoslos en el Parque Central. Había que caminar bastante para llegar hasta allá, y por eso las hice madrugar. Destiny era quien nos guiaba porque ni Lucy ni yo conocíamos la ciudad. A veces me sentía muy apretada e insegura. Ya por la tarde, emprendimos el camino de vuelta a casa.. donde nos esperó el mayor castigo de nuestras vidas.

Ahora que me pongo a pensarlo, debí haberme concentrado más en la diversión que en las consecuencias de mis actos, pero bueno, si tengo otra oportunidad como esta será mejor que mande a la mierda las reglas.

Próximo destino... ¡París!

jueves, 20 de enero de 2011

¿Qué Buscan Los Hombres En Google Sobre Ti?

Este truco es bastante divertido de poner en práctica cuando no tienes nada mejor qué hacer con el internet, o sólo por si tienes curiosidad de saber cómo funciona la mente masculina (si es que hasta estas alturas del partido no tienes idea). Escribe el principio de una pregunta en tu buscador de Google, y el propio sistema tratará de autocompletarla con las frases más comúnmente buscadas.

No puedo poner imágenes de los resultados porque mi puñetero Google me vuelve loca, pero les transcribiré lo que me salió.

Con lo primero que probé fue: “¿Cómo hago que mi novia…?” y esto fue lo que me mostró:

"¿Cómo hago que mi novia se venga?"
"¿Cómo hago que mi novia tenga relaciones conmigo?"
"¿Cómo hago que mi novia se excite?"
"¿Cómo hago que mi novia me perdone?"
"¿Cómo hago que mi novia sea feliz?"

Resumen: Los hombres piensan más en sexo que en nuestros sentimientos.

Lo segundo que se me ocurrió fue: "¿Qué debo decirle a una mujer...?" y aquí no es taaan interesante como lo anterior:

"¿Qué debo decirle a una mujer para pedir su mano?"
"¿Qué debo decirle a una mujer para conocerla mejor?"
"¿Qué debo decirle a una mujer para conquistarla?"


Resumen: Los hombres también pueden ser románticos cuando se lo proponen.

Por último, intenté poniendo: "¿Qué le digo a mi suegra...?" Las respuestas me sacaron un buen de carcajadas:

"¿Qué le digo a mi suegra para decirle que me quiero casar con su hija?"
"¿Qué le digo a mi suegra en su cumpleaños?"
"¿Qué le digo a mi suegra para que no se meta?"
"¿Qué le digo a mi suegra para que se vaya?"

Resumen: Los hombres le tienen horror a las suegras y no tienen idea de cómo tratarlas bien aunque lo deseen. En el caso de las mujeres, nosotras simplemente les damos mucha guerra.

Sean creativas a la hora de formular sus preguntas, y a lo mejor con eso se hacen su propio manual de supervivencia. Pero bien dicen que la mejor forma de aprender es practicando, ¡ja, ja, ja!

martes, 18 de enero de 2011

Cosas que las Mujeres Hacen en Facebook

¡LÉANLO, HOMBRES!

Más de la mitad de la población femenina alardea de lo útil que les resulta el Facebook en sus necesidades sociales y demás. Sin embargo, como la mayoría de las cosas, hay un lado oscuro. Las mujeres por excelencia estamos entrenadas en el arte de crear, mantener y controlar relaciones, y Facebook es sólo un recurso más que pueden usar para influencias a la demás gente. Yo, Firey Girl, lo suelto todo con detalle porque aunque no uso el puñetero 'Feis', sé cómo se mueven los hilos porque sigo siendo mujer y conozco a las mías.

1.- Las Mujeres Creamos Perfiles Falsos Para Perseguir al "Ex"
Suena aterrador, lo sé, pero no es raro para una mujer hace todo eso para frikear al ex. Sucede cuando rompen de forma horrible o mutua, y si tú que eres hombre no deseas seguir en contacto, ella probablemente querrá saber en qué rollo andas metido. En vez de llamarte o mandarte un mail, es más fácil y menos vergonzoso acosarte "inocentemente" por otros medios sin que te dés cuenta. Por eso mismo, ten cuidado de las desconocidas.

2.- Las Mujeres Manipulamos con Fotografías
Las fotos que una chica cuelga en su perfil pueden ser inocentes... o totalmente manipuladoras. Doy por hecho que nosotras ponemos fotos comprometedoras de la gente que figura en nuestra lista negra. Si eres hombre, no te sorprendas si cuando termines con tu novia aparezcan en su perfil fotos tuyas haciendo algo ridículo. No sólo es vengativo, sino tambien algo inmaduro. Las fotos también ayudan a presentar una imagen que no concuerda exactamente con la realidad porque puede que en ellas aparezca más sexy, más aventurera y más excitante de lo que es actualmente.

3.- Las Mujeres Posteamos Actualizaciones Pasivo-Agresivas
Con las actualizaciones de Facebook uno puede compartir mega-noticias o las actividades mundanas del dia, pero algunas mujeres le dan otro empleo. Ya sea porque ella odie la confrontación o sólo porque quiere que el mundo sepa qué tan idiota es su novio, las chicas usan sus actualizaciones para ventilas las quejas respecto a su relación en vez de hablarlo directamente con el macho en cuestión. Por ejemplo: "¡¡Fanny visitó una joyería y está cansada de esperar!!" puede ser una pista no tan sutil de que ella no quiere esperar para recibir un anillo de compromiso.

4.- Las Mujeres Cuelgan Fotos de Relaciones Ambiguas
No es raro ver fotos de chicas abrazando a sus amigos y besándolos en las mejillas, sean chicos o chicas. Para algunos, estas pueden ser expresiones inocuas de afecto a sus seres queridos, pero para otros puede ser un intento de provocar envidia en sus compañeros. En casos peores, cuando las fotos son de chicas siendo encimosas con hombres, sirven como un anuncio para decir "¡Aléjate de él bruja, que es mío!" :P

5.- Las Mujeres Postean Relaciones Falsas
Algunas solteritas eligen poner en sus perfiles que están en una relación para que nadie quiera meter su cuchara en el asunto, alejar pretendientes no deseados o evitar que otros le tengan lástima. Hay una edad en que las chicas solteras son un blanco ideal para la gente que piensa que todos deberían estar emparejados "y viviendo felices para siempre". De ahí a que hagan eso con su Facebook. Lo peor sería dejarlo en blanco porque siempre levanta dudas acerca de su orientación sexual...

En resumen, Facebook es una fuerza poderosa que puede ser buena cuando se usa con responsabilidad, pero también se torna destructiva para una relación o reputación si cae en manos equivocadas. Desafortunadamente, si ella está determinada en seguir amolando, no hay mucho que puedas hacer al respecto mas que expresar tu descontento y pedirle que se detenga (de ti depende si te hace caso o no). De hecho, yo suelo pagar con la misma moneda porque estas cosas me ocurren a menudo XD

viernes, 14 de enero de 2011

Firey Sobre Ruedas

Soy un desastre y una amenaza pública tras el volante, la verdad. Inclusive cuando me montaba en el triciclo o sobre la patineta cuando era niña, siempre acababa metida en un buen lío. Recuerdo un incidente en el que jugué carreras en bicicleta para ver quién cruzaba más rápido la avenida. El caso es que por querer ganar aceleré demasiado y se zafó la cadena... con tan mala suerte que el perrito de Doña Julieta (una vecina que ya falleció) se me atravesó y no pude frenar.

"¡¡Mi bebéeee!! ¡Mocosa del demonio! ¡Te vas a condenar por matarme a Chiquis"
"¿Yo qué? Si lo atropellé pos no fue mi culpa..."
yo intenté disculparme, pero al final acabé llorando tanto como ella. Afortunadamente, el perro sobrevivió.

En otra ocasión mi hermano Victor me regaló una bicicleta de montaña y de inmediato me llevó a un parque a estrenarla. Yo me emocioné tanto, que cerré los ojos y no pude frenar a tiempo para evitar estrellarme de frente con unos escalones de concreto. Fue un milagro que no acabara en el hospital, pero sí me estuve tirada un buen rato... ¡y nadie se dio cuenta! (¡Desdichados!)

Años más tarde, mi hermano cambió su auto por una cuatrimoto. Sin su permiso, la tomé prestada un rato porque me excitaba la idea de conducir algo con motor. Pero como nunca antes lo había hecho, presioné a fondo el acelerador pensando que tenía poca potencia... ¡pero no!

"¡Mamáaaaa!"
"¡Frena, mija, que ya vas a chocar!"
"¡Mamáaaa... esto se siente genial!"
"¡Que wey estás Aby!" me gritó el vecino de enfrente, cuando me vio sonreír como una loca.

Lo triste fue que al rato mi carnal la vendió y no tomó en consideración mis súplicas para que me dejara conservarla. Era una lástima porque me encantaba agarrarla siempre que él se descuidaba. Por años les rogué a mis mayores que me enseñaran a conducir, y siempre obtenía la misma respuesta:

"Mírame como lo hago yo y ya te enseñas. Así fue como yo aprendí"
"Ma', no soy autodidacta, enséñame a la 'antigüita'"


... pero nadie lo hizo, y cuando empezaron a presionarme para que aprendiera a conducir, yo ya no quería hacerlo. Sólo una vez accedí a recibir lecciones de manejo por parte de mi hermana Ruth... y no terminó de buena manera. Las escasas dos clases que obtuve no me ayudaron de nada. Finalmente había comprendido que los autos y yo hacíamos una pésima combinación.

Recientemente mi bro' anda queriéndole regalar un coche a mi mamá, y hasta se ha ofrecido a enseñarme a usarlo "por si se llegaba a ofrecer". ¿Qué creen que le dije?

"Si realmente aprecias tu vida, no te conviene estar cerca cuando llegue el día en que quiera tomar el volante"

¿Ustedes qué opinan? ¿Debería volverlo a intentar o abstenerme por completo?

miércoles, 12 de enero de 2011

Entre Más Añejos, Mejor

No, no hablaré del vino, sino en lo que se refiere a mi gusto en hombres... porque literalmente me gustan de "cierta edad".

Cuando era adolescente, anduve con un par de chicos que, para mi desgracia, resultaron ser menores que yo por unos cuantos meses. A ninguno lo aguanté mucho tiempo, y eso fue porque me desesperaron sus sandeces de pubertos. Entonces comprendí que los hombres de mi edad resultaban ser menos racionales que uno que me llevase dos o tres años... y quien me enredó por completo fue mi tercer novio: Octavio.

Cuando conocí a Tavo (como lo apodé yo) me enamoré a primera vista de él, y asumí que por lo menos se trataba del típico universitario que se la vivía de reventón. ¡Craso error! Casi me caí de la silla cuando me enteré que él me llevaba 11 años (yo tenía 17, y él 28)... pero eso no me desalentó de quererlo conquistar a como diera lugar, y cuando por fin lo conseguí, supe que él sería el amor de mi vida. Lo que sentía por Tavo era demasiado fuerte, no se parecía a los romances ñoños que viví anteriormente: él se portaba siempre educado, dulce y paciente conmigo y con mis familiares, me hacía reír todo el tiempo, y me hizo descubrir un lado pasional de mí que yo desconocía. Incluso hasta la fecha se me pone la piel china de sólo recordarlo.

Imagino que ahora ha de seguir con la perejilienta fodonga de su mujer, pero ése no es mi asunto. Lo que vale recalcar es que Octavio fue quien definió por completo mis gustos sobre el sexo masculino.

El hombre con el que me encanta fantasear de vez en cuando es el actor Michael Douglas. O.k. yo sé que ya está viejísimo, canoso, y aparte felizmente casado con Catherine Zeta-Jones, pero cuando estaba unos 20 años más joven (como en la cinta Bajos Instintos), ay carajo cómo me extasiaba verlo actuar. Cada vez que veo sus películas de los años 90, me fijo mucho en sus papeles, en las expresiones que hace y la voz tan profunda que tiene. Diantre, cómo envidio a su esposa...

Pero ALTO, no por estos dos respetables individuos que ya mencioné, vayan a pensar que me obsesionan los rucos, no, simplemente los prefiero un poco mayorcitos... y si me llevasen más años de lo que se considera "normal", preferiría un hombre que no aparente la edad que tiene. Me cae gordo que alguna de mis amigas se entere de esto y de inmediato quiera enjaretarme a uno de sus tíos solteros, algún amigo de sus papás, ¡o a su abuelo! (como la pendeja de Rebeca). Yo diré con quien me junto, porque puede que se dé el caso de que elija como compañero a un chico de mi edad...