miércoles, 12 de enero de 2011

Entre Más Añejos, Mejor

No, no hablaré del vino, sino en lo que se refiere a mi gusto en hombres... porque literalmente me gustan de "cierta edad".

Cuando era adolescente, anduve con un par de chicos que, para mi desgracia, resultaron ser menores que yo por unos cuantos meses. A ninguno lo aguanté mucho tiempo, y eso fue porque me desesperaron sus sandeces de pubertos. Entonces comprendí que los hombres de mi edad resultaban ser menos racionales que uno que me llevase dos o tres años... y quien me enredó por completo fue mi tercer novio: Octavio.

Cuando conocí a Tavo (como lo apodé yo) me enamoré a primera vista de él, y asumí que por lo menos se trataba del típico universitario que se la vivía de reventón. ¡Craso error! Casi me caí de la silla cuando me enteré que él me llevaba 11 años (yo tenía 17, y él 28)... pero eso no me desalentó de quererlo conquistar a como diera lugar, y cuando por fin lo conseguí, supe que él sería el amor de mi vida. Lo que sentía por Tavo era demasiado fuerte, no se parecía a los romances ñoños que viví anteriormente: él se portaba siempre educado, dulce y paciente conmigo y con mis familiares, me hacía reír todo el tiempo, y me hizo descubrir un lado pasional de mí que yo desconocía. Incluso hasta la fecha se me pone la piel china de sólo recordarlo.

Imagino que ahora ha de seguir con la perejilienta fodonga de su mujer, pero ése no es mi asunto. Lo que vale recalcar es que Octavio fue quien definió por completo mis gustos sobre el sexo masculino.

El hombre con el que me encanta fantasear de vez en cuando es el actor Michael Douglas. O.k. yo sé que ya está viejísimo, canoso, y aparte felizmente casado con Catherine Zeta-Jones, pero cuando estaba unos 20 años más joven (como en la cinta Bajos Instintos), ay carajo cómo me extasiaba verlo actuar. Cada vez que veo sus películas de los años 90, me fijo mucho en sus papeles, en las expresiones que hace y la voz tan profunda que tiene. Diantre, cómo envidio a su esposa...

Pero ALTO, no por estos dos respetables individuos que ya mencioné, vayan a pensar que me obsesionan los rucos, no, simplemente los prefiero un poco mayorcitos... y si me llevasen más años de lo que se considera "normal", preferiría un hombre que no aparente la edad que tiene. Me cae gordo que alguna de mis amigas se entere de esto y de inmediato quiera enjaretarme a uno de sus tíos solteros, algún amigo de sus papás, ¡o a su abuelo! (como la pendeja de Rebeca). Yo diré con quien me junto, porque puede que se dé el caso de que elija como compañero a un chico de mi edad...

4 comentarios:

Guillermo Guerrero dijo...

Los vinos y los hombres, de 35 años :P

cintya dijo...

a mi tmb me gustan más grandes que yo, mi primer novio era 3 años más, pero en ese tiempo se notaba bastante diferencia ya que yo tenia 13 y el 16 o_O yo iba en secu y el en prepa asi que si se notaba la diferencia, igual terminamos porque el queria algo un poco mas "serio" y yo queria echar desmadre. Desafortunadamente me casé con una persona 4 años menor que yo, pensando que la "madurez" que mostraba durante el noviazgo le duraría una eternidad pero no fue asi... pero esa es otra historia!!!

Firey_Girl dijo...

No, Memo, tú eres excepción a la regla. No eres ni como mi ex ni como Michael Douglas, así que NO.

No sabía que estuvieses casada Cintya, pero no creo que sea pecado que tu marido sea 4 menor que tú. Preocúpate si le llevas 14 años como el papá de alguien que yo conozco... (MI papá) XP

Rociio dijo...

Tienes razon en mi casa tooodas la smujeres andan con hombres mayorcitos y apenas si se entienden ¬¬ esq los de nuestra edad son todavia medio pubertones no digo q toodos sean igual pero la mayoria si

Creo q por eso los mayores tienen exito con las jovenes :P

saludos