jueves, 25 de diciembre de 2008

El Recuento de los Daños 1a parte

Ayer de seguro todos estuvieron en sus casitas celebrando la Navidad con sus familias y amigos. Yo no fui la excepcion, y mientras me bebo una taza de cafe con un chorrito de tequila, les traigo una detallada reseña del caos que se desato en mi casa.

Desde temprano, mi mama, mi hermana Ruth y yo nos pusimos a preparar la cena que consistiria en el tipico pavo relleno, pure de papas con gravy, spaguetti a la poblana, roles de canela, cacerola de verduras al vapor, postre frio de limon y cecina. Esta ultima quedo reservada para un conocido al que habia invitado y que tenia antojo de cecina, pero como el muy ingrato no se presento, nos la comimos mi hermano y yo ja ja ja ja (Ay Memo, te perdiste de una riquisima cecina)

Mas o menos a la una, yo me escape de la cocina para ponerme guapa y despues fui a comprar algunas cosas que necesiaba. Sin embargo, estaba muy molesta porque habia rumores de que nos quedariamos sin tequila y nos cnformariamos con tomar una copa de sidra. ¡Odio la sidra! asi que imaginense como me senti...

A ultima hora, me acorde de hacer los mentados roles de canela y cuando acabe, la casa quedo impregnada de un aroma bastante agradble. Para cuando llegaron los demas, ya estabamos bailando y cantando, sin embargo, la maquina de karaoke se descompuso y nos tuvimos que conformar con la danzada. Los "grandes" nos fuimos a preparar unos cocteles y como los niños estaban hambrientos, decidimos cenar de una buena vez. Igual y sobra decirlo, pero yo llame mucho la atencion por tremendo plato que me servi (Inclusive, mi sobrina Valeria tuvo la ocurrencia de tomarle video a mi plato, esa mocosa me las pagara...)

Despues de la comilona, nos despachamos a la sala para continuar bebiendo cocteles variados y bailar, mas yo me fui derechito a mi cuarto porque mis pies dolian terriblemente y estaba tan llena, que preferi descansar un rato. Transcurrida una hora, mi sobrino Victor Alfonso me entrego un regalo y yo estaba levemente sorprendida porque este año estabamos tan pobres, que acordamos no regalarnos nada. A mi me dieron una bonita memoria USB, que era precisamente lo que necesitaba.

Al ratito, yo regrese a la pachanga y continue tomandome otro par de cocteles bien cargados (Vampiros, ¡que rico!). Tambien me di el lujo de tomar el microfono para cantar, algo que no habia hecho jamas. Mis hermanos pensaron que estaba borracha, pero los muy ignorantes no tienen idea de que yo tengo aguante con el alcohol y soy cuidadosa con mis tragos.

La que si se paso con los cocteles fue mi mama, quien cayo completamente ebria cuando todos se habian ido. Como mi hermana Ruth se esta quedando en nuestra casa, ella estuvo echandole un vistazo de vez en cuando, pero al ratome llamo porque mi progenitora comenzo a vomitar en el jardin y medio nos morimos de la risa, yo ya estoy acostumbrada a lidiar con borrachos (chequen los posts "La Rubia que no Era" y "La Estrella(da) de la Fiesta"). Sn embargo, a la cuarta vez que vomito, yo fui quien salio para regresarla a la casa, y casi me muero al verla tirada en el suelo.

- ¡¡¡RUTH MI MAMA SE CAYO!!!.- grite completamente histerica mientras trataba de levantarla.
- ¡Ay voy!


Entre las dos levantamos a mi madre y la pobre no tenia fuerzas para nada. Mientras estabamos en el patio de atras, mi sobrina Fanny se puso a tomar video y fotos del incidente. Eso si que me enfurecio muchisimo pero tambien yo estaba en las mismas, no sabia si reirme o enojarme por la peda de mi mama. Al rato, la metimos de nuevo a la casa y antes de poder meterla a darse una ducha fria, se dejo caer en mi cama cual vil bulto.

- ¿Y ahora que hacemos?.- pregunto mi hermana.
- Pues a quitarle lo borracha.- dije yo muy seria.
- ¿Quiere una taza de cafe cargado?.- le pregunto Ruth a mi mama. Aunque apenas se entendia lo que nos dijo.
- No... no quiero.. nada... guacala...
- Hay que bañarla con agua helada y darle agua mineral con limon. Con eso se le baja la peda.- sugeri.
- Ay no no.... no quiero...
- No sea rajona, ma'
- ¿Segura que eso servira?
- ¡Ja! ¿A quien crees que le estas preguntando?.- pense pero luego dije.- Asi una vez le paso a un amigo y lo echamos con todo y ropa a la regadera y al rato lo pusimos a bailar para que sudara el alcohol. Luego le dimos agua mineral.
- Pero el cafe es mas efectivo.
- Claro que no, ¿no ves que le alterara peor los nervios y el estomago?


Y alli estuvimos buen rato discutiendo hasta que decidimos dejarla ahi. Ya eran las tres de la mañana y aunque dormimos en medio de un grandisimo tiradero, no nos importo. Claro, esta mañana mi madre amanecio con una resaca de los mil demonios, pero eso se gana por decirme que soy una borracha, cuando en realidad ella salio intoxicada.

Feliz Navidad a Todos y espero que se hayan divertido. Yo mientras tanto, me voy al recalentado. La segunda parte de "El Recuento de los Daños" saldra para el proximo año. ¡¡Cuidense!!

3 comentarios:

Mariana dijo...

jajajaja muchas veces los papas son los que dan la nota graciosa... dentro de lo que cabe que bueno que te la pasaste bien. Espero que el dia ultimo este mucho mas divertido para que nos lo cuentes.

Besos

Edilberto Cabrera dijo...

Feliz navida, amiga. Caigo aquí y te estoy leyendo.

En la navidad ocurre muchas cosas, pero el año nuevo es mucho más generoso en ocurrencias.

Saludos y te leo.

Mariana dijo...

Hola niña, solo paso a dejarte un abrazo de año nuevo. Espero que te la hayas pasado muy bien para que nos cuentes el recuento parte 2!!

Espero tambien que este año este cargado de alegrias y de amor.

Un beso!!